Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las becas no cubrirán la tercera matrícula de una asignatura

Los universitarios con mejor rendimiento recibirán 150 euros más de ayuda

Un incentivo para los que lo hagan bien y un castigo a los que lo hagan muy mal. El próximo curso, las becas universitarias no cubrirán las terceras y las cuartas matrículas, es decir, el becario tendrá que pagar el precio de esa asignatura que estudia por tercera o cuarta vez, aunque el resto le seguirán saliendo gratis, eso sí, si cumple los mínimos académicos. Las becas se conceden con criterios de renta (a quien no sobrepase unos máximos de riqueza familiar), pero el beneficiario tiene que aprobar al menos el 80% de las materias matriculadas cada año para mantener su ayuda.

Por otro lado, los alumnos becarios que tengan buenos resultados académicos recibirán un extra de 150 euros. Así lo explicó ayer el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, justo antes de la primera reunión ordinaria del recién creado Consejo del Estudiante Universitario. El decreto de becas y ayudas al estudio para el curso 2011-2012 pasará el viernes que viene por el Consejo de Ministros. Los detalles sobre los criterios académicos para recibir esos 150 euros extra están aún por cerrar. Sin embargo, Gabilondo habló de "aquellos que superen más créditos de los indispensables para mantener la beca". Y eso, tomando la última convocatoria, significaría aprobar más de ese 80% de las asignaturas matriculadas. En el curso 2009-2010, más 269.000 universitarios no pagaron la matrícula.

Los beneficiarios tienen que aprobar el 80% de materias para seguir siéndolo

Los criterios pasarán el próximo viernes por el Consejo de Ministros

Gabilondo, que insistió en que, pese a la crisis, el presupuesto para becas sube un 5,3%, y que el 36% de quienes entren en primero de carrera tendrán derecho a matrícula gratuita, explicó las dos medidas: "Se tendrá en cuenta por primera vez más claramente el rendimiento, porque el dinero [con el que se sostiene la Universidad pública] es de todos los españoles". Y añadió: "Público no quiere decir exactamente gratis, sino que lo pagamos entre toda la sociedad", así , en tiempo de crisis, "hay que hacer una política equilibrada para que haya un esfuerzo compartido".

Las iniciativas y las explicaciones están muy vinculadas a las propuestas para una nueva financiación universitaria que llegarán, previsiblemente, a partir de 2013, que prevén ir subiendo el precio de las matrículas en las universidades públicas para los alumnos que suspendan, a la vez que se reforzará el sistema de becas. El subdirector de la Cátedra Unesco de Política Universitaria, Jorge Martínez, dice que el número de becarios que se tengan que matricular por tercera o cuarta vez de una o varias asignaturas, y a la vez cumplan las condiciones de seguir recibiendo beca, es seguramente muy pequeño, "casi testimonial". Sin embargo, la idea que transmite, la de "usar más eficientemente los recursos", le parece positiva. En cuanto a los incentivos, asegura que también lo es, aunque habría que estudiar "la relación entre el gasto que supondrá y el impacto en el esfuerzo de los becarios". Si finalmente el criterio es aprobar más de ese 80% de asignaturas matriculadas, con seguridad este grupo será mucho más numeroso que el otro.

A los estudiantes, en general les parece bien que se tenga en cuenta su rendimiento académico, pero les preocupa que se "achaque toda la responsabilidad del fracaso al alumno", cuando hay casos en los que el profesor también tiene mucho que ver, dice María José Romero, vicepresidenta segunda del Consejo del Estudiante Universitario. Los alumnos ya habían rechazado la futura subida de las matriculas a los universitarios que suspendan (estos ya pagan un poco más, pero la idea es que abonen mucho más).

Mientras ese cambio llega, las matrículas de las universidades públicas para el próximo curso podrán subir hasta un 7,6%. El ministerio fija una horquilla dentro de la cual las comunidades autónomas deciden la subida: desde 2002, ese intervalo se establece entre el IPC (que esta vez es del 3,6%) y cuatro puntos más. Además, las plazas para entrar en la carrera de Medicina (cuyo número máximo está limitado) serán 6.919, un 1,5% más que el año pasado y un 59% más que en 2005.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de mayo de 2011