Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales

Otro recorte es posible

Iniciativa diseña un plan de ajuste alternativo para demostrar que el 'tijeretazo' social podría evitarse subiendo impuestos

Iniciativa per Catalunya está buscando la fórmula para evitar que sus candidatos se queden sin argumentos para criticar el tijeretazo social que impulsa el Gobierno de Convergència i Unió. Conscientes de que el discurso de "no a cualquier recorte" se cae por sí solo con la brutal caída de ingresos de todas las Administraciones, los ecosocialistas se han puesto en manos de sus asesores económicos para demostrar que se puede recortar sin hundir el Estado de bienestar. El partido ha elaborado un documento de siete folios que está distribuyendo entre sus bases en el que defiende que con una "ligera" subida de impuestos e impulsando medidas de ahorro en áreas no críticas se podría lograr el objetivo de déficit. Creen que con ello bastaría un recorte de 1.660 millones en lugar de los 4.000 previstos.

El documento parte de la base de que es necesario "replantear" el plan de estabilidad presupuestaria que impide a las comunidades autónomas superar el déficit del 1,3% este año porque los ecosocialistas entienden que la forma de crear riqueza es mejorando la demanda interna y disminuyendo la dependencia exterior, lo que exigiría mayor inversión pública y reducir el gasto energético.

Los ecosocialistas creen que la prioridad es aumentar los ingresos de la Generalitat acercando Cataluña a la media impositiva europea, entre las que existe una diferencia de 9,6 puntos. "La reducción de este diferencial en un único punto comportaría una recaudación adicional de entre 780 y 1.956 millones". La cifra varía según el porcentaje que se quede efectivamente en Cataluña, en torno al 40%. El documento reclama, asimismo, crear un impuesto sobre la riqueza que grave fortunas superiores al millón de euros y que el Gobierno pague los 1.400 millones de euros del fondo de competitividad.

El capítulo de gasto se debería reducir en unos 600 millones de euros. ¿Por dónde recortarían los ecosocialistas? Básicamente, mediante un plan de reducción del gasto farmacéutico con un mayor uso de los medicamentos genéricos. En lugar de los 621 millones de reducción prevista, el recorte podría quedar en 450 millones, lo que permitiría "mantener la calidad y la equidad".

Las cifras de ICV

- Incremento de ingresos de entre 1.715 y 1.735 millones a base de reducir el fraude fiscal en una décima del PIB.

- Reducir un punto la diferencia actual de 9,6 puntos de presión fiscal entre Cataluña y la UE. Aportaría 780 millones.

- Reducir el gasto entre 500 y 600 millones anuales.

- Eliminar los conciertos de escuelas de élite (25-30 millones), crear un plan de ahorro energético, racionalizar los organismos públicos

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 2011

Más información