Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas

Gallardón promete mucha bici si gana

A bordo de una bici eléctrica y en una estampa propia de Verano Azul, azul PP, Alberto Ruiz-Gallardón y algunos de sus concejales recorrieron diez kilómetros de Madrid-Río para presentar las propuestas populares de implantación de la bici en la capital. Actualmente, la ciclomovilidad supone en Madrid un 0,6% de los desplazamientos y el objetivo es alcanzar dentro de cuatro años un 3% (en Copenhague, por ejemplo, es del 36% y en Berlín del 10%).

La ambiciosa propuesta del candidato Gallardón, que quiere hacer de la movilidad una bandera en su tercer mandato, consiste en sembrar la ciudad de vías amables con la bicicleta. En teoría y si sale elegido, todos los distritos estarán conectados. Hay tres fórmulas (ver gráfico): nueve carriles-bici trazados en forma de eje (el más importante recorre el paseo de la Castellana desde la plaza de Castilla a Colón); ciclocalles (vías con prioridad para la bici donde los coches no pueden circular a más de 30 kilómetros por hora; y el primer cinturón (que rodea el casco histórico) con carriles específicos e ininterrumpidos para bici y transporte público. Esta última fórmula implica quitarle un carril a los coches.

El proyecto del servicio público de alquiler de bicicletas (Mybici), en cambio, tendrá que esperar. Como sucedió hace dos años cuando se presentó, sigue sin haber dinero. A cambio, Gallardón ha prometido un registro voluntario para las bicicletas (permitiría seguirles la pista en caso de robo o vandalismo) y ampliar la red de aparcamientos. Nada de todo esto tiene un presupuesto todavía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de mayo de 2011