Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevos carriles bici a costa de los coches en Mayor y Goya

Gallardón anuncia que peatonalizará varias calles, entre ellas Conde Duque y Carretas.- Cerrará a residentes la zona de Palacio y Fuencarral

El candidato del PP a alcalde de Madrid presenta su programa en materia de peatonalizaciones, transporte público y calidad del aire.
El candidato del PP a alcalde de Madrid presenta su programa en materia de peatonalizaciones, transporte público y calidad del aire. PP

Más peatonalizaciones y más carriles bici para combatir la contaminación, dos políticas, la medioambiental y la de movilidad, que irán de la mano en la próxima legislatura en la capital si Alberto Ruiz-Gallardón gana las elecciones. El alcalde de Madrid y candidato popular a la reelección ha anunciado esta mañana en el centro de operaciones de la EMT de Sanchinarro, en Hortaleza, su programa en ambas áreas, unas medidas entre las que destacan el cierre de las calles Carretas, Cuchilleros, Cava de San Miguel y las travesías de Bringas y Arenal. Además, limitará el tráfico a los residentes en la zona de Palacio y en el entorno de la calle Fuencarral y reducirá la circulación en Mayor y Goya, al convertir vías de coches en carriles para bicicletas.

En pleno centro, en la calle Mayor, en el tramo comprendido entre San Nicolás y el Mercado de San Miguel, ensanchará las aceras, habrá una ciclocalle o ciclocarril -vías que todavía no existen salvo en el programa electoral del PP, donde conviven coches y bicis y en las que se podrá circular a un máximo de 30 por hora con prioridad para las bicicletas- por sentido. De San Nicolás a Bailén mantendrá dos vías en cada sentido, una para coches y otra ciclocalle. De San Miguel a Puerta Sol, será solo ciclocalle hacia Sol y un carril-bici hacia Bailén. Esto permitirá peatonalizar al 100% la calle Cuchilleros, la Travesía de Bringas, la de Arenal, la calle Carretas y la Cava de San Miguel, unas acciones que se sumarán a la peatonalización de la calle Conde Duque.

También creará nuevas áreas de prioridad residencial: barrios donde solo pueden circular los vecinos, como ya sucede en Las Letras, Embajadores y Las Cortes. La medida, que arrancó con la inquietud de los comerciantes y de los automovilistas, ha terminado por ser un éxito inapelable. Ahora parece que se extenderá a más barrios como el entorno de Palacio -cerca del Senado- y en el ámbito entorno a la calle Fuencarral, si bien "la delimitación precisa se fijará tras el diálogo y el consenso con los vecinos". Ya en el barrio de Salamanca, creará ciclocarriles en las calles Goya y Alcalá, que se construirán a costa de la banda de estacionamiento o de los carriles reservados para el tráfico privado. En Goya en sentido bajada desde Alcalá hacia Serrano, se ampliarán las aceras y uno de los carriles de coches se convertirá en ciclocarril. En sentido contrario (de Serrano hacia Alcalá) no habrá carril para el transporte privado, sino que sólo quedará un carril bus-taxi-moto y un carril bici, a costa de la banda de estacionamiento.

Gallardón ha anunciado además una subida del precio de los parquímetros para reducir el tráfico en el centro en lugar de peajes para acceder al centro y a las zonas protegidas medioambientalmente, como poseen ciudades como Londres. Esta novedosa y polémica medida consistirá en aumentar el precio por aparcar en el casco histórico, bulevares, Chamberí... para los coches normales, ya que los vehículos eléctricos no pagan ninguna tarifa en la actualidad, pero no siempre. Será más alto cuando haya más contaminación, aunque para poner en práctica esta idea tendrá que esperar a que los parquímetros permitan cambiar el precio en función de esa variable.

Otra promesa, que también ha hecho el candidato del PSM Jaime Lissavetzky, permitirá a los viajeros de la EMT (autobús) hacer transbordo pagando un solo billete. El límite de tiempo entre cada cancelación sería de unos 90 minutos. Sobre los aparcamientos disuasorios prometidos en la anterior legislatura, el alcalde ha explicado que los terrenos situados en las entradas a Madrid, donde deberían ubicarse, no son propiedad del Ayuntamiento y para construirlos debería pagar o llegar a un acuerdo con entes como Renfe o Adif para realizar alguna permuta.

Si Ruiz-Gallardón es reelegido, el Ayuntamiento aprobaría una nueva "estrategia de calidad del aire" para los años 2011 a 2015 que le permitiera cumplir los límites de contaminación marcados por la Unión Europea que se incumplieron en 2010 antes de que finalice el período de prórroga que se ha solicitado. Todo esto con el fin de hacer un Madrid "más sostenible, habitable y competitivo", en palabras de Gallardón.