Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas

Gallardón quiere remodelar la plaza de España y su entorno

La transformación de la Cuesta de San Vicente unirá la Gran Vía con el río - El proyecto necesita dos legislaturas para financiarse

Si uno va por la Gran Vía en dirección a la calle de la Princesa se choca de golpe contra uno de los paisajes más hostiles del centro de la capital: la plaza de España. Excluida de las grandes remodelaciones de la ciudad, la zona se ha quedado como una isla que rompe con el principal eje comercial de Madrid, la transformación del río y el entorno de cines de la plaza de los Cubos. Más allá de alojar algunas ferias de tercera división, la plaza carece de utilidad para los ciudadanos. Está sucia, vieja, es inhóspita y se ha erigido en un territorio idóneo e incontrolado para el botellón. Así que, sin posibilidad de lucirse en grandes proyectos, arreglar ese desaguisado será uno de los grandes proyectos urbanísticos que piensa vender el candidato Alberto Ruiz-Gallardón para el próximo mandato.

El plan consiste en remodelar todo ese entorno: peatonalizaciones, ensanchar aceras, renovar el arbolado y ampliar el de la plaza... Pero el problema es el de siempre: no hay ni un euro. Así que hay que esperar a que expire la concesión del aparcamiento subterráneo para optimizar su rendimiento económico e incluir ahí algunas áreas de servicio y comerciales que permitan que el proyecto se autofinancie.El problema es que la concesión del aparcamiento subterráneo no termina hasta dentro de cinco años, así que durante la próxima legislatura solo se podrían iniciar los trámites administrativos y cerrar el proyecto definitivo mediante un concurso de ideas internacional. Pese a tan lejana materialización del asunto (que a más de uno le sonará a brindis al sol), esta reforma es una de las principales bazas del programa urbanístico de los populares.

El desnivel de la plaza, señala el escueto borrador de Urbanismo, podría servir para instalar en la parte más baja una zona comercial que contribuyese a la actividad económica de la zona y, de nuevo, a financiar el proyecto.

Según la candidatura popular, la idea es "transformar la plaza en un gran pulmón verde complementario con los jardines Sabatini, el templo de Debod y Madrid-Río". Uno de los principales problemas de la zona está en la cuesta de San Vicente, quizá una de las calles más intransitables para los peatones. Con el nuevo proyecto, se ensancharían las hoy simbólicas aceras, se crearía un carril bici específico y se transformaría en un eje que uniera la Gran Vía con el río Manzanares. El problema, y eso es lo que deberá resolver el concurso de ideas, es como sortear el endemoniado cruce de calles (por bajo y por alto) de la cuesta de San Vicente a su paso por la calle de Bailén.

Una posibilidad de reforma, apuntan fuentes municipales, sería la supresión del carril lateral que da a la calle de Martín de los Heros. De esta forma, la plaza quedaría pegada a la zona de los cines y formaría algo así como una gran esquina. El problema ahora es la entrada al aparcamiento y la conexión subterránea con la calle de Ferraz. La otra vía que debería tocarse es la calle de la Princesa. En los proyectos que ha redactado el Ayuntamiento para el centro se transformaría en un eje de unión entre la Universidad Complutense y el centro.

"Actualmente la plaza es inhóspita para el peatón. Tiene un problema de aceras, pasos de cebra, arbolado...", explica José María Ezquiaga, urbanista y codirector del Proyecto Centro. "La reforma se puede abordar desde tres puntos: como camino al río, que requiere un tratamiento ambiental especial en el arbolado, la pavimentación, las aceras...; como parte de un corredor ecológico que va de este a oeste de la ciudad; y como centro de un eje comercial y económico que va desde Princesa a Alcalá. "Es un sitio clave de la ciudad. Cualquier inversión se rentabilizará fácilmente", añade.

Además, Gallardón planteará actuaciones en siete plazas de Centro: Plaza del Rey, Mostenses, Callao, Vázquez de Mella, Santo Domingo, Beata María Soledad Torres Acosta y Carmen. A eso, el Ayuntamiento lo llama ahora "reciclaje" y consiste en transformar la infraestructura existente para cambiar el uso y la actividad de la zona. La mayoría de estas zonas, pese al dinero invertido, la peatonalización o la presencia permanente de la policía, sigue teniendo un índice de degradación considerable.

Reciclaje económico de otras plazas

La reforma del entorno de la plaza de España irá acompañada de actuaciones en las principales plazas de la almendra central. El Ayuntamiento ha dado en llamarlo "reciclaje" porque se gastará poco dinero usando los espacios que ya existen.

- Plaza del Carmen. Se basará en los cines Acteón y el edificio vacío de los cines Madrid para usos comerciales y espectáculos. Favorecerá su conexión con Montera a través de los pasajes.

- Vázquez de Mella. Reforzará su uso lúdico y estancial. Habrá que ver como encaja con las quejas de los vecinos.

- Torres Acosta. Gallardón anunció en abril que se tomará como referencia el edificio de los antiguos cines Luna para revitalizar la zona.

- Callao. Se quieren aprovechar los cines y la plaza para crear un escenario para grandes estrenos cinematográficos.

- Mostenses. Se utilizará la reforma del mercado para equilibrar la zona. El mercado de San Miguel podría ser una referencia.

- Santo Domingo. La proximidad con las oficinas de la zona tiene que configurar la plaza como lugar de encuentro entre empresarios.

- Plaza del Rey Según lo que presentó Gallardón, aquí se potenciarán los usos culturales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de mayo de 2011

Más información