Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rabat aprueba una gran alza salarial ante la ola de protestas

El Gobierno marroquí otorgó ayer el mayor aumento de sueldos y de prestaciones sociales del reinado de Mohamed VI, en un intento de acallar las protestas que se producen desde hace más de dos meses.

Hasta ahora se han celebrado tres grandes jornadas para exigir un cambio democrático, y el 1 de mayo esa reivindicación se añadirá a otras, más tradicionales, de índole social.

El primer ministro, Abbas el Fassi, ha cerrado un acuerdo con los sindicatos que prevé un incremento lineal neto, a partir del 1 de mayo, del sueldo de los 610.000 funcionarios marroquíes de 600 dirhams (55 euros) mensuales. Para los estipendios más bajos, que apenas superan los 2.000 dirhams (180 euros), esta subida ronda el 30%. El 22,7% de los funcionarios marroquíes son analfabetos, según la última encuesta de 2007, y suelen ser los peor pagados.

Esta generosidad costará a las arcas marroquíes algo más de 3.571 millones de euros a lo largo de los tres próximos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de abril de 2011