Entrevista:MARIA SHARAPOVA | 10 PREGUNTAS A

"No crea que los tenistas vivimos desconectados de la realidad"

¿La Asociación de Tenis Femenino (WTA) es mejor desde que la dirige una mujer, Stacey Allaster? Sí. Ella nos entiende bien. Pero una perspectiva masculina también es interesante.

Explíquese. El tenis masculino funciona increíblemente bien, hay una gran rivalidad entre jugadores. Y sin un buen producto no tienes un buen negocio.

Las ganancias de hombres y mujeres se van equiparando, también sus agitados calendarios. ¿Compensa? ¡Ha sido una lucha de años! Hay que asumir las consecuencias.

¿En qué se gastó los 26 millones de dólares que, según 'Forbes', ganó en 2007? Me hacen gracia esas informaciones, ¿cómo llegarán a esas cifras? Es básicamente imposible gastarse ese dinero.

¿A quién culpa cuando pierde? A diferencia de una actriz o una modelo, mi éxito solo depende de mí, de si gano o pierdo. Si se me critica, es por un motivo real. Lo acepto. Lo entiendo. Y me gusta.

¿Qué clase de infancia tuvo quien ha ganado Wimbledon con 17 años? No puedo comparar. Llevar a tu hija de Rusia a EE UU con siete años a jugar al tenis puede ser una locura: es una meta poco realista. Mi familia tuvo que sacrificar mucho. Y tuvimos suerte.

¿Se atreve a valorar políticamente su país? Me enorgullece ser rusa. Sobre cuál es nuestro lugar en el mundo, no soy experta.

Colabora con la ONU a favor de las víctimas de Chernóbil, catástrofe de la que su familia escapó cuando su madre estaba embarazada de usted. ¿Qué puede aportar? Dar a conocer que muchas secuelas siguen ahí. Es una parte de mi vida de la que jamás me desprenderé. El tenis es un deporte, nada más. Espero que la gente no crea que los tenistas vivimos desconectados de la realidad.

Aparece a menudo en prensa por motivos extradeportivos. ¿Le obsesiona? Entiendo el significado y la importancia de la prensa.

¿Le molesta que le pregunten constantemente sobre su físico? No busqué aparecer en las revistas. Es consecuencia de mi trabajo. Sé que jugar ante miles de personas no te convierte exactamente en normal, pero, aunque suene a tópico, lo soy. Me apasiona el tenis, competir... Lo demás es mejor tomárselo un poco a risa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción