Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba corrige a Trillo porque ni PSOE ni PP "decidirán sobre Bildu"

El vicepresidente denuncia el "doble juego" del equipo de Mariano Rajoy

La experiencia del vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, en política antiterrorista y, concretamente en la lucha contra el terrorismo etarra, le hace dar mucha importancia a las formas en la manera de conducirse ante cualquier aspecto de dicha política. Más aún cuando se habla de elecciones y cuando lo que está en juego es una marca política, Bildu, donde junto con independientes de la izquierda abertzale figuran militantes de partidos legales, como Eusko Alkartasuna y Alternatiba, una escisión de EB.

Con esos presupuestos políticos, Rubalcaba corrigió ayer a su interlocutor en el Pacto Antiterrorista, Federico Trillo, con el que dijo haberse reunido varias veces para abordar la cuestión de Bildu. Confirmó que existía un "acuerdo de fondo" con Trillo para impedir que "nadie se cuele en las instituciones si no tiene que estar".

Pero aclaró que no es al PP ni al PSOE a quienes corresponde decidir sobre la legalidad o no de las listas de Bildu. Precisó cuál era el procedimiento democrático a seguir. A quien corresponde impugnar las listas es a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado una vez que estudien los informes de las fuerzas de seguridad. Y quienes decidirán sobre la legalidad o no de las listas de Bildu serán a los tribunales.

Rubalcaba adelantó que ya había solicitado informes a la policía, Guardia Civil y Ertzaintza sobre Bildu y que sus conclusiones las enviarán a la Fiscalía y Abogacía del Estado, quienes decidirán si hay razones para impugnar las listas que, a su vez, decidirán los tribunales. "Hay que ser escrupuloso con las formas. La superioridad moral de los demócratas está en el respeto a los procedimientos democráticos", recalcó. Rubalcaba evitó entrar a saco contra las declaraciones que le había dirigido la número dos del PP, Dolores de Cospedal, al comparar el brindis del etarra Troitiño al salir de la cárcel con su actitud ante el caso Faisán. Se limitó a señalar que al escuchar "esa barbaridad, que no quiero ni reproducir", pensó en el lema de un conocido comercio: "Yo no soy tonto".

Tras "lamentar profundamente" que haya "quien quiera utilizar la lucha contra el terrorismo para sus propios objetivos en un momento en que parece que se ve el final del camino", precisó que, como principal responsable de la lucha antiterrorista, no podía "ir más allá" de reseñar que "el PP practica el doble juego" y que sean los ciudadanos "los que juzguen".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2011