Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas piden al PP que Cospedal rectifique o dimita por comparar a Rubalcaba con Troitiño

El vicepresidente del Gobierno tilda de "barbaridad" las declaraciones de la 'número dos' de los populares

La portavoz del Comité Electoral del PSOE, Elena Valenciano, ha pedido esta mañana a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que rectifique sus palabras en las que equiparaba la foto de un terrorista con el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, o que dimita.

Valenciano ha realizado esta petición en un comunicado difundido hoy, después de que De Cospedal lamentara ayer la "foto infame" de la liberación del etarra Antonio Troitiño y dijera que "la foto de la infamia en materia de lucha contra el terrorismo" es "la misma que la que presenta todos los días el señor Rubalcaba cuando se esconde y no quiere responder" sobre el "caso Faisán". "Todo tiene un límite", ha insistido la dirigente socialista, para quien comparar a un delincuente con el ministro del Interior del Gobierno "es rebasar todos los límites".

El aludido se ha referido a estas declaraciones. En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, el vicepresidente primero del Gobierno las ha tildado de "una barbaridad que no quiero ni reproducir", y a la que tampoco ha querido replicar aludiendo a su responsabilidad como ministro del Interior. Eso sí, ha dejado caer, haciendo referencia a un anuncio, que no se le escapan las intenciones políticas de las palabras de Cospedal: "Yo no soy tonto".

Idéntico motivo ha aducido Rubalcaba para no comentar las críticas del dirigente popular Federico Trillo, al que reconoce eso sí haber dado "algún pellizco de monja". Esta mañana el coordinador de Libertades Públicas del PP ha instado a la Policía a "que actúe" para evitar la posible fuga de Antonio Troitiño, tras conocer que la Fiscalía de la Audiencia Nacional no va a solicitar la vigilancia del expreso terrorista. Rubalcaba ha añadido en tono jocoso: "Cuando deje de ser ministro, una tarde convoco una rueda de prensa y me desfogo".

Aunque por la mañana Valenciano se quejaba en el comunicado del PSOE, se quejaba de la línea de la utilización por parte del PP de la política antiterrorista "con fines electorales", precisamente cuando ETA "está más débil que nunca" y "contra el ministro del Interior que más éxitos ha logrado en la lucha contra el terrorismo" en España, y acusaba a los populares de "sembrar la división entre los demócratas", Rubalcaba ha destacado la colaboración en materia antiterrorista de los dos principales partidos, más allá de sus desavenencias verbales coyunturales. "El PP y el PSOE comparte una misma voluntad, aplicar la Ley de Partidos para que [ETA] no se aproveche de vericuetos políticos para colarse en las instituciones democráticas por la puerta falsa".

Hacía referencia a las negociaciones que mantienen Rubalcaba y Trillo para frenar el segundo intento de la izquierda abertzale de estar presente en las elecciones municipales del 22 de mayo, a través de la coalición Bildu. El ministro explicó que "ahora se está en la fase de que la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Ertzaintza elaboren informes". Luego le tocará a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado estudiarlo y acudir, si así lo decidieran, al Tribunal Supremo y, luego, al Constitucional. "Tenemos que respetar las formas", añadió Rubalcaba.

En la rueda de prensa el ministerio del Interior ha destacado el desmantelamiento por la Guardia Civil del polvorín que ETA tenía en el caserío de los hermanos Esnaola en Legorreta. Rublacaba ha afirmado que se trataba del mayor centro logístico de la banda en España.

Trillo y el síndrome de Estocolmo

Esta mañana, Trillo aseguró en una entrevista en la Cadena Cope: "Desde el primer momento, desde el anuncio de Sortu y mucho antes, un año y medio antes, el Gobierno y el PP han estado trabajando en tupir la red legal para impedir que los tiburones de ETA se cuelen por los intersticios del procedimiento para estar en las instituciones democráticas. (...) Ahora van al plan B. Se pueden tener dos vías: impugnar la coalición o las listas electorales. La primera, que no se descarta, es más larga porque los firmantes no son solo Sortu sino también partidos legales y con trayectoria democrática. Técnicamente es mucho más complejo demostrar que es una coalición ilegal e ilegítima. Eso demoraría la decisión mucho tiempo. Por eso acordamos, Rubalcaba y yo, es ir de inmediato por la vía de la impugnación de las listas con posibilidades indiciarias de fraude electoral".

Respecto a su relación con Rubalcaba (con el que afirmó no sentir "síndrome de Estocolmo"), añadió: "No es un problema de confianza. Hablamos de un pacto de Estado sobre el tema más grave de la democracia, y lo importante para acabar con ETA es su objetivo. Los interlocutores somos letra pequeña, anécdota. Esto no es un club de fans, ni una peña gastronómica o taurina, ni una empresa familiar en la que los socios deban caerse mejor o peor o fiarse los unos o los otros, sino si se cumplen o no los objetivos. En el PP, nos caigan mejor o peor, nos fiemos más o menos, es que los objetivos firmados se cumplen. Y mientras se cumplen, tenemos que mantener esa unidad, que es la característica más importante y más valorada por los ciudadanos. Todo lo demás es letra pequeña".