Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trillo negocia con Rubalcaba "la vía más propicia" para frenar a Bildu

El PP habla en público del acuerdo con el Gobierno y lo critica en privado

El PP se ha instalado en el asunto de la lucha antiterrorista en una especie de permanente baile de la Yenka. Un dirigente critica al Gobierno, el otro lo defiende. Uno dice que el Ejecutivo está negociando con ETA, otro que no. Uno que no se fía, otro que sí. Uno que hay traición, otro que el Ejecutivo hace lo que debe hacer. Y ayer se llegó al límite de esa confusión.

Federico Trillo, que este mismo sábado se manifestó en la marcha de Madrid dominada por los gritos de "Rubalcaba a prisión", desveló que el jueves, solo 48 horas antes, se reunió con ese ministro del Interior, a solas, para estudiar las fórmulas legales para impedir que Bildu, la coalición electoral para la que pedirá el voto la izquierda abertzale, esté en las elecciones. No solo eso. Trillo evitó hacer ninguna crítica al Gobierno y aseguró que hay "pleno acuerdo" entre el Ejecutivo y la oposición "sobre la necesidad de impugnar todas las candidaturas que utilicen esta fórmula fraudulenta de Bildu para evitar la aplicación estricta de la legalidad".

El portavoz del PP ve compatible apoyar al Gobierno y acudir a la marcha del sábado

El miércoles, en la presentación de un libro al que acudieron José María Aznar y los tres ex ministros del Interior del PP, entre ellos Mariano Rajoy, se lanzaron duras críticas a la política antiterrorista del PSOE. En ese sentido, la prensa conservadora está criticando a Rubalcaba, al que acusan de no querer impugnar directamente la coalición Bildu. Pero Trillo reveló ayer que incluso eso está acordado con el PP, aunque desde el Gobierno se aseguró que solo han explorado las distintas posibilidades, porque ahora todo depende del ámbito judicial.

"Estamos estudiando cuál es la vía más propicia, ya que la directa impugnación de la coalición tiene dificultades técnicas y sería más largo". "Es verdad que se podía intentar la ilegalización directa de la coalición pero hay un problema: la coalición ha de sustentarse en algún partido que haya incurrido en ilegalidad. Ni Bildu ni Sortu comparecen dentro de la propia coalición, así que mientras eso se aclara vamos a recurrir de inmediato todas las listas por el mismo procedimiento, que es más rápido y eficaz", aseguró el dirigente del PP.

Trillo reafirmó la idea de que Gobierno y oposición están en total sintonía en este asunto.

Pero ayer mismo, el popular Jaime Mayor dijo lo contrario: "Igual que en la Semana Santa de 1977 se legalizó el Partido Comunista ahora asistimos al aterrizaje de ETA en las instituciones. Zapatero sigue negociando con los terroristas".

Trillo lo rebatió: "El Gobierno lo niega y por lo que veo lo tengo que creer". Sobre si se fía de Rubalcaba, dijo que "no es serio" analizar cuestiones personales.

Entonces ¿por qué las críticas y la manifestación? El portavoz del PP trató de moverse en ese difícil equilibrio. Dijo que las críticas son por la anterior legislatura, que el Pacto Antiterrorista "no cubre el caso Faisán" y que seguirán criticándolo. Trillo cree que es compatible apoyar la política antiterrorista y manifestarse en una marcha que derivó en un acto contra el Gobierno: "Fue una manifestación en la que las víctimas pedían que ETA se quede fuera de las instituciones, estamos orgullosos de haberla apoyado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 2011