Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Las lecturas hacen a los escritores"

Javier Cercas recuerda la influencia de los autores latinoamericanos que le despertaron en la adolescencia el deseo de dedicarse a la literatura

Javier Cercas (Ibahernando, Cáceres, 1962), Premio Nacional de Narrativa en 2010 por Anatomía de un instante, su reconstrucción del golpe del 23-F, niega que fuese Jorge Luis Borges quien le empujó a ser escritor, como cuentan algunas biografías que circulan por Internet. Demasiado grande Borges, un monstruo que, más que animarle, le intimidaba. "Borges me aplastó. Hizo que empezará a escribir más tarde", reconoce.

Cercas recomienda acercarse a buenos escritores que despierten el interés por la literatura, como a él le ocurrió con los latinoamericanos -encabezados por Vargas Llosa, Cabrera Infante, García Márquez o Cortázar- o con Flaubert. "Se escribe por imitación, como se aprende a andar", dice. "Son las lecturas las que hacen a los escritores. Se puede ser escritor casi sin experiencia, pero no sin haber leído", considera.

El autor de Soldados de Salamina participó ayer en Bilbao en el festival literario Gutun Zuria con una charla sobre las lecturas decisivas. Al "lector omnívoro" que era el Cercas adolescente, las novelas históricas y de aventuras le abrieron el camino a los títulos decisivos. Leyendo a Borges llegó a la conclusión de que la literatura son palabras. "Que la literatura sea forma no significa que no pueda plantear problemas. La forma es lo primero, no un mero adorno", puntualiza. "Una buena historia bien contada es una buena historia; mal contada, es una mala historia".

Cercas abandonó la profesión de profesor de Literatura para dedicarse en exclusiva a la escritura tras el éxito de Soldados de Salamina. Ahora aspira a no estar obligado a hacer promoción de sus libros, con sus largos viajes y las repetitivas entrevistas.

El contacto directo con los lectores para hablar de obras publicadas tiempo atrás, en cambio, le divierte. "Un escritor conoce muy bien sus libros y a base de hablar con la gente puede descubrir cosas nuevas", explica. Ahora prepara la conferencia que leerá en el festival de Hay-on-Wye, en Gales, sobre Anatomía de un instante. "El 23-F es nuestro asesinato de Kennedy, donde confluyen todos los demonios del pasado reciente", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de abril de 2011