Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vital cree innecesario sacar a bolsa "de entrada" el futuro banco fusionado

El presidente, Carlos Zapatero, dice que "sería deseable" templar la operación

La fusión fría de las tres cajas vascas tiene más zonas sin definir que certezas, pero cada día que pasa los presidentes de las tres entidades, BBK, Kutxa y Vital, la defienden con mayor convencimiento. El presidente de la caja alavesa, Carlos Zapatero, aseguró ayer, minutos antes de dar comienzo a la asamblea general de cuentas de 2010 y previsiones para 2011, que, las tres entidades "ganan el futuro" al poner en marcha una fusión que afrontan por "convencimiento" ya que se trata de tres de las entidades más solventes y capitalizadas de todo el sistema financiero español.

Un argumento con el que apuntaló que tras la fusión, -que no contempla que encalle en Guipúzcoa- el nuevo banco que gestione los activos de las tres entidades, unos 78.000 millones de euros hasta convertirse en la quinta del nuevo mapa financiero, no necesitará salir a bolsa. "De entrada creemos que no, pero es prematuro, luego ya se verá", aseguró el presidente.

El 19% de los créditos van al sector del ladrillo y la mora familiar es del 1,1%

La Vital argumenta que, en este momento en el que la imagen de las cajas en general está bastante deteriorada, salir al mercado de valores solo hay que hacerlo en caso de necesidad, "y no es nuestro caso", indicaron fuentes de la entidad, porque de hacerlo sería para malvender y diluir la propiedad. "Es mejor esperar a que el mercado se recupere, vuelva la confianza y después ver si interesa crecer de esa manera", argumentaron estas fuentes tras apuntar a que existen otras vías para ganar tamaño.

Sin embargo, Zapatero no quiso precisar si se muestra partidario de seguir adelante en la carrera de adquisiciones que está alentando el Banco de España, para que la futura entidad tenga mayor dimensión. BBK, tras la compra de Cajasur, con Kutxa y Vital tendrán un volumen de activos ligeramente superior a la media de las entidades ya fusionadas. "Primero vamos a cerrar este proceso y después ya veremos", dijo hasta en seis ocasiones el presidente de la entidad alavesa a las reiteradas preguntas sobre ese asunto.

Lo que sí adelantó es que "sería deseable" que el nuevo banco gestione el mayor número de activos, es decir sea el fruto de una fusión más templada, al incorporar las participaciones industriales, aunque volvió a asegurar que "todavía es muy prematuro" para saber cómo va a acabar todo. "Se van a crear una serie de grupos de trabajo para estudiar todos estos asuntos" además de recibir consejo externo. Según dijo, es razonable pensar que las tres entidades vayan a recurrir a alguna auditora para que prepare el camino sobre el peso de cada entidad en el banco final. "Hay excelentes profesionales aquí para hacer ese trabajo y no es descartable" que se les consulte. Zapatero defendió que el camino de la fusión un paso "histórico e importante" y el "mejor camino de los posibles", pese a los problemas que todavía puedan surgir en el camino a la constitución del banco fusionado. "Pero tenemos una enorme voluntad de llegar a buen puerto con el proceso", desde criterios profesionales, económicos y empresariales y con la vista "siempre puesta" en los clientes. "Estoy seguro de que, a pesar de las dificultades, conseguiremos sacar adelante este gran proyecto económico y social", sin que afecte negativamente a los trabajadores. "Sus derechos serán respetados escrupulosamente durante todo el proceso" insistió, tras explicar que la plantilla de la Vital está muy ajustada.

La Vital obtuvo en 2010 un beneficio neto consolidado de 38,64 millones, el 43,5% menos que en 2009, debido a las dotaciones 49,31 millones que ha hecho en previsión de riesgos. El director general de la entidad, Joseba Barrena, aseguró que la exposición de la entidad a los créditos al sector de la construcción es de 19 de cada 100 euros prestados. La morosidad a las familias es del 1,18%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de abril de 2011