Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura impulsa seis 'fábricas de creación" en busca de innovadores en las artes y el diseño

El Departamento de Cultura impulsará conjuntamente con otras instituciones y entidades privadas el trabajo de seis "fábricas de creación" para descubrir a personas innovadoras en los campos de las artes y el diseño. La primera experiencia se desarrolla en la empresa Alfa Arte, en Eibar, donde se investigará el desarrollo de nuevos materiales para su uso en esculturas.

A Alfa Arte se sumarán la Asamblea Amárica, un grupo de artistas de Vitoria; la residencia de artitas Azala, sita en Lasierra (Álava); el proyecto del edificio de oficinas de la empresa Astra en Gernika; el centro de innovación escénica Harrobia Ezkena en el barrio bilbaíno de Otxarkoaga, y el proyecto de desarrollo de actividades artísticas en Zorrozaurre ZAWP (Zorrotzaurre Art Working Progress) de la asociación cultural Hacería, también en Bilbao.

Cultura destinó el pasado año 167.000 euros a las actividades y planes de desarrollo de las "fábricas de creación", mientras que el plan de infraestructuras del Gobierno destinó otros dos milones al acondicionamiento de instalaciones, en todos los casos edificios ya existentes. En 2011, está previsto contar con 1.100.000 euros para gastos de producción más otros 660.000 euros para los centros. En total, las fábricas de creación sumarán 8.000 metros cuadrados de superficie.

El viceconsejero de Cultura, Antonio Rivera, destaca que el objetivo es "incrementar la densidad de creadores", facilitando el trabajo -tanto medios materiales como contactos y formación- a personas que todavía no han entrado en el circuito profesional. Cultura trata de entrar en contacto con nuevos creadores, más allá de los artistas que ya acceden a las ayudas institucionales.

La consejería prepara una convocatoria de ayudas que financiarán el desarrollo de "ideas disparatadas", la producción de proyectos y su movilidad, en la que se primará la originalidad. Además se completará el impulso a las "fábricas de creación" con una oficina de información y conexión entre artistas e industrias innovadoras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de marzo de 2011