Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ola de cambio en el mundo árabe

Decenas de muertos en el sur de Yemen al estallar una fábrica de municiones

El accidente lo causó un cigarrillo tras el asalto por un grupo extremista

Un centenar de personas resultaron muertas ayer en Yaar, el sur de Yemen, al estallar una fábrica de municiones. El accidente, al parecer causado por un cigarrillo, ocurrió al día siguiente de que un grupo armado se enfrentara allí a los soldados gubernamentales, que abandonaron la zona. Ese vacío de poder es lo que preocupa a EE UU y Arabia Saudí, que en este momento buscan una salida pacífica del presidente Ali Abdalá Saleh. Sin vigilancia, la factoría se convirtió en un imán para muchos vecinos que acudieron al pillaje.

"Entre 75 y 80 personas han resultado muertas en la explosión", declaró Naser el Mansari,un responsable municipal, a la agencia France Presse. Sin embargo, fuentes médicas citadas por Reuters elevaban ese número a 110. Las cifras eran susceptibles de variar ya que había muchas dificultades para separar los restos calcinados. La empresa asaltada fabricaba fusiles Kaláshnikov, municiones y explosivos para uso civil. Al parecer, una colilla pudo prender la pólvora derramada cuando algunos salteadores vaciaron los recipientes que pretendían usar como contenedores de agua.

Según El Mansari, solo "55 cadáveres fueron identificados". El resto se encuentran totalmente carbonizados. No obstante, se procedió al entierro del resto, entre ellos una veintena de mujeres y niños, en una fosa común. Además, 54 personas fueron admitidas en el hospital de Yaar, a 10 kilómetros del incidente, y otras 30 están ingresadas en un centro de Adén, la capital del sur del país.

El día anterior, tanto la fábrica como la vecina localidad de Yaar fueron ocupadas por un grupo armado que las autoridades han denunciado como afiliado con Al Qaeda. Aunque llegaron informaciones de enfrentamientos, las fuerzas de seguridad abandonaron el lugar y se refugiaron en Zinijad, la capital provincial, una actitud que desde que empezó la actual crisis política se ha hecho frecuente. Según el diario saudí Arab News, "el régimen ha perdido su control en muchas provincias como Saada, Jauf, Abyan y Shabua". El corresponsal de ese periódico asegura que los rebeldes huti han tomado Saada, de donde tanto el gobernador como la policía habrían huido. La misma libertad de movimientos habría permitido a los extremistas hacerse con las armas en la fábrica de Yaar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de marzo de 2011