El imputado Daniel

Tras su victoria el 28-N, Mas anunció dos sonoras bajas en el organigrama de CDC: la de David Madí, su mano derecha, y la de Daniel Osàcar, de 75 años, sobre el que se cernían sospechas desde que en las libretas de Millet apareció un tal Daniel. Mas achacó la renuncia del tesorero, que había asumido ese cargo ya jubilado, a un compromiso contraído en 2006, de que solo estaría unos años en el cargo. "Quiere dedicar más tiempo a su familia y a sí mismo", dijo Mas.

Hombre del círculo de confianza de Mas -fue su secretario personal en 2000-, Osàcar es un histórico militante de CDC de la agrupación de Sarrià-Sant Gervasi. Fue también administrador de la fundación Trias Fargas. Y no le regatean elogios. "Es una de las mejores personas que he conocido", le alabó Xavier Trias, alcaldable por Barcelona. Economista, casado y con cuatro hijos, Osàcar fundó la constructora Natur System, que en una época restauró gran parte de edificios de Barcelona, entre ellos... el del Palau. Osàcar está apartado de la política pero ayer tuvo la mala fortuna de estar en un acto con Mas en el barrio de La Mina cuando trascendió la imputación. "Podía pasar", dijo ante los periodistas. "No estoy preocupado". Sí, en cambio, se sintió "ultrajado, vejado y difamado", cuando la oposición le preguntó en el Parlament por los supuestos pagos de Ferrovial a CDC a través del Palau. "Yo no soy ese Daniel", se defendió. Sea o no él, ha acabado imputado.

Más información
Imputado el extesorero de CDC por comisiones ilegales en el 'caso Palau'
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS