Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condena por confundir una enfermedad de Crohn con una anorexia

Un juzgado de Sevilla ha condenado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a indemnizar con 262.797 euros a un adolescente que durante cinco años fue tratado de anorexia nerviosa, con tratamiento psiquiátrico, sin detectar que padecía una enfermedad de Crohn, una dolencia intestinal.

La sentencia del juzgado de lo contencioso 9 de Sevilla explica que el chico, cuando tenía 11 años, presentaba en 2001 síntomas que hacían sospechar una enfermedad de Crohn, pero el SAS le diagnosticó "anorexia nerviosa y trastorno de la personalidad".

El hospital Virgen Macarena de Sevilla le aplicó tratamiento psiquiátrico y fármacos antidepresivos hasta que, cinco años después, la familia del niño lo llevó a un psicólogo, que les aconsejó consultar a un especialista del aparato digestivo.

La sentencia recoge que la media europea para diagnosticar la enfermedad de Crohn es de cinco meses, pero el SAS tardó cinco años, durante los cuales el chico fue sometido a un "peregrinaje inútil por distintos departamentos médicos", donde le prescribían un tratamiento "sin ningún efecto sobre sus dolencias".

Ese retraso "es evidente que supuso una pérdida de oportunidad en el tratamiento y un grave peligro" para el adolescente, que tuvo que soportar "desnutrición, pérdida de peso y masa muscular, alteración en el crecimiento, dolores abdominales, vómitos, diarreas, continuas visitas al hospital e ingresos hospitalarios".

Junto a ello, "le impusieron un tratamiento psiquiátrico que condicionó su vida personal, retrasó sus estudios, le pusieron un tratamiento farmacológico que no necesitaba y le sometieron a una terapia psiquiátrica innecesaria".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de febrero de 2011