Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una historia de amor y desarraigo

Preestreno de 'Ispansi', de Carlos Iglesias, una cinta sobre los 'niños de la guerra'

"Cuando estudiaba Arte Dramático en Madrid, mi profesor de Interpretación, Ángel Gutiérrez, era un asturiano al que mandaron a Rusia con cinco años. Él me contó muchas historias de los años que pasó allí". El cineasta Carlos Iglesias recordó ayer en Sevilla el germen de Ispansi (Españoles), una película sobre la peripecia de un grupo de niños de los 3.000 que la República envió a la Unión Soviética para salvarlos de los bombardeos.

La cinta, que habla de amor y desarraigo, se preestrenó anoche en Sevilla y podrá verse en cines de todo el país a partir del próximo 4 de marzo.

Ispansi es el segundo filme en el que Carlos Iglesias firma el guión, la dirección y además lo protagoniza. El éxito de su ópera prima, Un franco, 14 pesetas (2006), le ha llevado a retomar las historias de los españoles fuera de España. Un tema que, asegura, dará por zanjado con una próxima cinta que cerrará la trilogía pero que, a diferencia de las anteriores, será una comedia.

Maestranza Films produce la película, rodada en los Alpes suizos y en Sevilla

El guión está basado en entrevistas con los protagonistas del éxodo a Rusia

La película, con un presupuesto de cuatro millones de euros -el doble de lo que se destina generalmente a una cinta española-, es una coproducción de la empresa sevillana Maestranza Films, Un Franco 14 Pesetas y Saga Productions, además cuenta con la participación, entre otros, de Canal Sur Televisión.

Iglesias, quien como actor viene de la escena teatral de los ochenta y ha pasado por numerosas series de televisión, ha ido sumando retazos de su memoria para construir esta epopeya en la que encarna a Álvaro, un comisario político del Partido Comunista Español que se enamora de una mujer del otro bando. Ella es Paula, personaje al que da vida Esther Regina, una señorita de clase alta y familia falangista que tiene un hijo fuera del matrimonio, lo esconde en un orfanato y, cuando la República envía a esos niños a Rusia, roba la identidad de una comunista para seguir a su hijo en un duro viaje, desde Stalingrado a Ufá, durante la II Guerra Mundial y con los alemanes pisándoles los talones.

A Carlos Iglesias le contó hace mucho su madre que una mujer de clase alta, que vivía cerca de su casa, había muerto de pena porque a su hijo lo habían mandado a Rusia durante la Guerra Civil. "De esa historia nació el personaje de Paula. El resto ha salido de entrevistas con 37 de esos niños de la guerra y también con una de las profesoras españolas que les acompañó: Paulina, una señora con 90 años, que me contó cómo sobrevivieron a 30 grados bajo cero y comiendo mondas de patatas", añade Iglesias.

"Durante el rodaje -la parte del viaje se hizo en los Alpes suizos- hubo días que trabajamos a la intemperie a 26 grados bajo cero y fue durísimo, pero nada que ver con lo que tuvieron que pasar en realidad esos niños. La película nos ha supuesto a todos muchos desvelos, pero el resultado ha merecido la pena", apuntó Esther Regina, quien ya trabajó con Iglesias en su primera película.

"Carlos ha luchado mucho por sacar este proyecto adelante. Es una película importante para la memoria histórica de España, porque no se cuenta desde las ideologías, sino desde el corazón", asegura Antonio Pérez, productor ejecutivo y director de Maestranza Films. "No hemos llegado a tiempo para presentarla a los Goya, pero la Unión de Actores ya ha nominado a Esther Regina como actriz revelación", añade el productor, quien tiene un cameo en la cinta.

Además de en los Alpes nevados, Ispansi se ha rodado en los municipios sevillanos de Carmona y Dos Hermanas, así como en la Fábrica de Artillería, los jardines del Real Alcázar y el palacio de Monsalves de la capital. "Tengo una confianza brutal en mi equipo. Eso me permite poder actuar y dirigir a la vez. Sé que cuando no he estado bien me lo dicen. Todavía soy demasiado egoísta como para hacer un guión y no escribirme un papel para mí mismo", desveló el director.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de febrero de 2011