Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La protesta ciudadana por el cese de TV3 llega al Palau de la Generalitat

La plataforma Sense Senyal, organizada en Internet, congrega a 1.500 personas

La movilización ciudadana contra el cierre de las emisiones de TV3 en la Comunidad Valenciana llegó ayer a las puertas de la Generalitat. Los jóvenes que a través de Internet han montado la plataforma Sense Senyal movilizaron ayer a más de 1.500 ciudadanos que protestaron en Valencia frente al Palau de la Generalitat por la decisión del Consell de clausurar las emisiones de la televisión pública catalana en territorio valenciano. Esta protesta se suma a otras concentraciones esporádicas que el sábado reunieron en Castellón a más de un millar de personas y en la localidad de Pedreguer (Alicante) a un centenar. Los manifestantes acudieron en la tarde de ayer a gritar "¡Volem TV3!", en la plaza de la Virgen de Valencia frente a la sede del Gobierno valenciano, ante lo que consideran un ataque a la libertad de expresión.

Las movilizaciones ciudadanas continuarán en los próximos días

María José Lozano, de 24 años, portavoz del grupo que ha montado la plataforma Sense Senyal afirmó: "No entendemos por qué nos han quitado TV3. Camps gobierna solo para una parte de los valencianos, no para todos".

En la concentración, que adoptó un tono festivo gracias a un grupo de tabalets i dolçaines, participaron músicos como Pau Alabajos o Eva Dénia, muchos ciudadanos particulares y algunos políticos como los diputados de Compromís y Esquerra Unida.

Entre la multitud era posible observar niños que reclaman su derecho a ver el Super 3, internautas con caretas de Anonymous y personas más veteranas que han desempolvado la máscara censurada de Els Joglars. Los gritos de "¡Volem TV3!" se tornaron en algunos momentos de la concentración en gritos de "¡Camps dimissió!. Entre los ciudadanos concentrados las críticas a la censura del Consell, su poco respeto por el fomento de la lengua y el carácter autoritario de la medida era la moneda de cambio.

En Alcoi, la plataforma logró congregar algo más de 300 personas en la plaza de España frente al Ayuntamiento de la ciudad, que reclamaron el restablecimiento de las emisiones a ritmo de batucada.El Ayuntamiento de Castellón acordó ayer por unanimidad de todos los grupos, que el próximo jueves votará una declaración institucional a favor de restaurar las emisiones de TV3. La declaración municipal será consensuada después de que ayer, en la junta de portavoces, los tres grupos mostraran su intención de presentar iniciativas a este respecto. Sin embargo, la propuesta provocó la crítica del portavoz del Bloc, Enric Nomdédeu, quien recordó que el pasado mes de octubre el pleno del Ayuntamiento de Castellón ya aprobó una propuesta muy parecida a la que se presentará el jueves y que, durante estos meses "ni el PP ni el PSOE, ni el Consell ni el Gobierno central han hecho nada para evitar lo que finalmente ha pasado, que TV3 no se puede ver en el País Valenciano".

En la iniciativa probada por unanimidad en octubre el Ayuntamiento instaba al Consell a llegar a un acuerdo con la Generalitat de Cataluña para que ambos territorios pudieran recibir emisiones de sus televisiones públicas. Además, reclamaba al Gobierno central el apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular de Televisión sin Fronteras. En el texto que se someterá a votación el próximo jueves también se reclamará al Gobierno central que ejecute los medios técnicos necesarios para que la reciprocidad sea factible.

La propuesta a favor de TV3 fue apoyada por el Grupo Popular en el Consistorio castellonense pese a que días antes este mismo partido, el PP había rechazado una iniciativa similar presentada en las Cortes Valencianas.

En el ágora de la Universitat Jaume I de Castellón los sindicatos y los colectivos estudiantiles han convocado para este mediodía una concentración de protesta por el cese de las emisiones. En Nules la concentración se ha convocado para el jueves. Ese día está prevista una concentración de dolçainers en las inmediaciones de las Cortes Valencianas.

Los comunicados de protesta por la decisión del Consell de suprimir las emisiones de TV3 en la Comunidad Valenciana se sucedieron ayer. Así, el Consell General de la Xarxa Vives de Universidades, que aglutina a centros de Valencia, Cataluña y Baleares, calificó el cese de las emisiones como un "ataque a la lengua propia de los valencianos, después de 28 años de emisiones ininterrumpidas". La Associació de Publicacions Periódiques Valencianes expresó su malestar porque considera que el Consell no ha negociado "ni bien, ni suficientemente" para garantizar la reciprocidad de las emisiones de las televisiones catalana y valenciana en los territorios vecinos.

La decisión del Consell que preside Francisco Camps de cerrar las emisiones de TV3 en la Comunidad Valenciana también ha entrado en la agenda de los políticos catalanes.

El portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Duran i Lleida, confirmó ayer que el presidente catalán, Artur Mas, solicitará una reunión con su homólogo valenciano, Francisco Camps, para encontrar una solución al cierre de los repetidores de TV.

Durán se mostró esperanzado en que la reunión entre ambos presidentes autonómicos sirva para encontrar una vía de diálogo, aunque recalcó que la solución dependerá "mucho" del Consell. Duran anunció que apoyarán una declaración institucional contraria al cese de las emisiones ordenada por Camps en el Parlamento de Cataluña.

Sobre el conflicto se pronunció también la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, que ha emplazado a los dos Gobiernos autonómicos a alcanzar un acuerdo de reciprocidad para que puedan verse las televisiones autonómicas en los dos territorios.

Según Sánchez-Camacho, el PP catalán ofrecerá su apoyo para que ambos Gobiernos y el Ministerio de Industria alcancen un acuerdo y que las emisiones de TV3 se puedan ver en la Comunidad Valenciana de manera legal y no a través de una emisión ilegal.

Por su parte, Esquerra Republicana anunció que llevará el caso al Parlamento y a la Comisión Europea, al entender que el Gobierno valenciano ha vulnerado la normativa europea en materia de libertad de circulación de productos audiovisuales.

Una legislatura para cerrar los repetidores de TV3

- Enero de 2007: El Consell abre expediente sancionador por las emisiones en TDT de TV3, 3/24, 300 y K3 desde los repetidores del Bartolo, Montdúver y la Carrasqueta y reclama el cese de las emisiones. Acció Cultural recurre al contencioso administrativo.

- Abril de 2007: El Consell logra permiso judicial para sellar el repetidor de la Carrasqueta en Alicante. Centenares de personas impiden el acceso a los funcionarios.

- Septiembre de 2007: El Gobierno valenciano cierra el expediente con una sanción de 300.000 euros a ACPV y la orden de cortar las emisiones. En diciembre, funcionarios de la Generalitat precintan el repetidor de la Carrasqueta. Queda sin señal el sur de Alicante.

- 2008. El Consell abre otros dos expedientes por el repetidor de Perenxisa y los de Alginet y Losa. Reclama 300.000 euros de multa por el primero y 100.00 por el segundo. En noviembre clausura los repetidores Alginet y Llosa y deja sin señal a La Costera y a la Ribera. En diciembre el TSJ falla en el primero de los tres pleitos a favor de la Generalitat.

- 2010: Acció Cultural paga la multa de 100.000 euros, mientras el Consell insiste en que cerrará todos los repetidores. En diciembre, el PP endurece la Ley Audiovisual Valenciana para imponer multas coercitivas si no se pone fin a la señal de TV3.

- 2011. ACPV tiene hasta el 20 de marzo para pagar las otras dos multas que suman más de 600.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de febrero de 2011

Más información