Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aceptar ahora el delito o sentarse en el banquillo en octubre

Francisco Camps puede asumir el delito de cohecho impropio por aceptar trajes de la trama Gürtel y pagar la multa que lleva aparejada ese delito -con lo que evitaría el paseillo judicial-, o sentarse en el banquillo. En este caso, el juicio se celebraría en septiembre u octubre, calculan fuentes del Tribunal Superior de Valencia. Aceptar el delito y pagar la multa (que la fiscalía cifra en 41.250 euros) lo puede hacer en cualquier momento. Pero en el estado actual del proceso, si no hay aceptación del delito, Camps y los otros tres imputados (Ricardo Costa, Rafael Betoret y Víctor Campos), están abocados a sentarse en el banquillo.

¿Qué pasos quedan? El fiscal ya ha presentado su escrito de acusación, el PSOE lo hará entre hoy y mañana, y las defensas, sucesivamente, tienen cada una cinco días. Todos los escritos estarán listos a comienzos de abril. Hecho esto, el juez José Flors deberá convocar una audiencia preliminar "de forma inmediata", previsiblemente en la primera quincena de abril. Inmediatamente después, tiene que decidir si abre juicio oral (contra esta decisión no cabe recurso) o archiva el asunto (en cuyo caso sí cabe recurso).

Selección del jurado

El juicio con jurado lo presidiría, por riguroso orden de reparto de causas, el magistrado Juan Climent, que ha estado al margen de los recursos y, por tanto, no se ha contaminado para celebrar el juicio. Entonces hay que seleccionar a los nueve jurados, más dos suplentes, que tienen que juzgar a Camps. Se convoca a cuarenta personas como posibles jurados. Cada dos años, del censo se extraen al azar varios miles de personas como candidatas a los juicios con jurado previstos. De ellas, y sin que repitan, para cada juicio se cita a unas cuarenta.

Después hay que fijar la fecha del juicio. En el Tribunal Superior de Valencia se da por hecho que el juicio con jurado no se celebraría hasta, al menos, septiembre. El día del juicio tienen que comparecer, de los 40 jurados inicialmente convocados, y hecha una primera purga, en torno a 26 candidatos. Antes del juicio, los abogados de las partes entrevistan a los candidatos y cada uno de ellos puede recusar a varios. Finalmente, tienen que quedar 11, nueve titulares y dos suplentes, que serán los que emitan veredicto.

La pena la estipula el presidente del tribunal en función de los hechos probados que fije el jurado. El cohecho se halla entre los delitos cuyo conocimiento corresponde al Tribunal del Jurado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de febrero de 2011