Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Una designación polémica

Camps asegura que su implicación en el 'caso Gürtel' es un "montaje" de los socialistas

Luna destaca que el presidente de la Generalitat no está imputado solo "por cuatro trajes"

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, ha vuelto a insistir esta mañana en el pleno de las Cortes valencianas durante la sesión de control al Consell, que su implicación en la trama corrupta es "un montaje" orquestado por el PSOE. Camps ha respondido al portavoz socialista, Ángel Luna, que le interpelaba por la grave situación institucional, de una forma categórica: "Es un montaje, usted forma parte de este montaje y ayer un juez dijo que usted forma parte de un montaje", en referencia a las diligencias judiciales que investigan al socialista por exhibir en el hemiciclo un informe policial del caso Gürtel que estaba bajo secreto de sumario y en el que se desvela el negocio millonario hecho por la trama con ocasión de la visita del Papa a Valencia.

Luna le ha respondido que "es preferible estar en el banquillo por denunciar la corrupción que por ampararla". Y tras ello ha asegurado que él no tenía connivencia con ningún juez, ni con ningún fiscal ni con ningún miembro de la seguridad del Estado, que no había comido con ninguno de ellos, que a ninguno le llamaba "amiguito del alma", que no había asistido a ninguna celebración privada de ninguno de ellos y que no había recibido regalos de ninguno de ellos, en referencia a actividades que sí había hecho Camps con miembros de la trama. Eso sí, Luna lanzado una hipótesis: "Puestos a tener connivencia, en todo caso más vale tenerla con los servidores del Estado que con una trama corrupta".

A esta intervención, y en un curioso ejercicio de interpretación en el que ha hecho oídos sordos a la negación categórica e interpreta a su manera la hipótesis introducida con un "puestos a", Camps ha espetado al portavoz socialista: "Acaba de decir que tiene connivencia con el aparato del Estado". Y arropado por los aplausos de la bancada popular, ha solicitado que "los servicios de la cámara diesen traslado", sin puntualizar a quién. Por último, ha añadido que a Luna el regalo que le hicieron fueron "informes bajo secreto de sumario".

Antes de hacerse público que el Comité Electoral Central confirma hoy a Camps como candidato, la sesión se ha caldeado cuando Luna le ha preguntado al presidente Camps por qué la dirección nacional de su propia formación no le ha proclamado a falta de tres meses de las elecciones autonómicas. Y le ha dado una respuesta: "No le proclaman porque no quieren proclamarle; no le proclaman porque tienen miedo". Y ha abundado en que "tienen miedo de proclamarle porque si lo hacen tienen un problema con la justicia", en referencia a que Camps tenga que sentarse en estos meses en el banquillo por su implicación en la trama Gürtel. "Todos saben que no son cuatro trajes. Son tres años de cárcel no por cuatro trajes", ha continuado en referencia a la petición de cárcel por un delito de cohecho propio que han hecho los socialistas en su escrito de acusación. Y ha añadido, "son tres años por unas adjudicaciones, por muchas adjudicaciones irregulares" a una trama corrupta que desviaba dinero a paraísos fiscales y algunos de cuyos miembros están en la cárcel.

Por su parte, Enric Morera, portavoz de Compromís, ha preguntado a Camps cuántas personas ha colocado a dedo en la Administración valenciana. Y ante el silencio del presidente, Morera ha asegurado que Camps tiene bajo su responsabilidad a 300 personas que cuestan a las arcas públicas 15 millones de euros al año.