Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los científicos denuncian la caída continua de sus fondos

Si los recortes presupuestarios de 2010 pusieron "a dieta de adelgazamiento" a la investigación científica española, la caída de la financiación pública de la I+D también este año supone ya "malnutrición, enfermedad", señaló ayer Joan Guinovart, presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce). "Se nos dijo que 2010 sería un paréntesis y que volveríamos al buen camino en la financiación, pero no ha sido así: 2011 es otro paso atrás".

El recorte para la I+D este año ha sido del 7,4% (un 10%, contando la inflación), lo que supone volver al nivel de 2007. Pero además, señaló José Molero, de la comisión de presupuestos de la Cosce, es muy preocupante la tendencia: desde 2008, ha caído el peso relativo de la I+D en los Presupuestos Generales porque el recorte ha sido superior al del gasto público global, "lo que demuestra que no es una prioridad".

Por una nueva agencia

La Cosce señala, además, que la situación económica de la ciencia española se agrava, y mucho, por la deficiente y obsoleta estructura de gestión del sistema de I+D. "Debe crearse de forma inmediata una agencia estatal de investigación", dice Aurelia Modrego en nombre de la comisión que ha estudiado la situación. La nueva agencia se recogía ya en el programa electoral del PSOE de 2004 y su creación era una prioridad del Ministerio de Ciencia e Innovación, en 2008. Todavía no existe. "La agencia debe tener una gran autonomía respecto de las contingencias políticas, una financiación estable y un alto nivel de corresponsabilidad de todos los agentes relacionados con la investigación y la innovación", explicó Modrego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de febrero de 2011