Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid rectifica y convoca plazas de maestro en 2011

Secunda a Andalucía, que ignora el límite que fija el Estado

Madrid rectifica la decisión que tomó la semana pasada y convocará oposiciones para maestros en 2011. Así lo anunció ayer en la Asamblea regional la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre. Un portavoz de la Consejería de Educación explicó que la marcha atrás se debe, entre otras cuestiones, a que el Gobierno andaluz ha expresado su intención de convocar oposiciones sin respetar las restricciones marcadas por los Presupuestos del Estado de cubrir solo el 30% de las vacantes que se produzcan. Al contrario, repondrán todas las vacantes por jubilación que haya y aún aumentarán algo más la oferta. De momento, la previsión es sacar a concurso unas 3.000 plazas.

Madrid aún no se pronuncia sobre si respetará o no ese límite, pues todavía no ha decidido el número de vacantes que ofertará.

Los sindicatos se movilizarán si no hay exámenes en toda España

La Consejería de Educación madrileña anunció el pasado 10 de febrero que prefería no convocar oposiciones este año que hacerlo ofreciendo muy pocas plazas, como exigen las restricciones marcadas en la ley de presupuestos. Expresaron además su temor a que si otras autonomías no convocaban, la competencia iba a ser tremenda en las que sí se celebrasen por la atracción de opositores de toda España. En aquel momento, habían suspendido sus exámenes Murcia, Castilla-La Mancha y Cantabria, y después de Madrid lo hicieron Canarias y Asturias. Era una reacción contagiosa que ahora podría serlo en sentido contrario tras el anuncio de Andalucía y la rectificación de Madrid.

Precisamente, los sindicatos CC OO, STES-i, ANPE, CSIF y UGT exigieron ayer conjuntamente que todas las comunidades convoquen oposiciones sin tener en cuenta la restricción del 30% de la tasa de reposición -lo cual significa que de cada 10 jubilaciones se reponen tres puestos-. Las centrales, que han amenazado con protestas en aquellas autonomías que decidan finalmente no celebrar oposiciones, han considerado importante hacer un gesto conjunto y firme ante las decisiones de distintas federaciones autonómicas de sus mismos sindicatos, que han estado presionando para que no se convocasen concursos. Advierten del problema social que se puede crear.

Los colectivos de interinos aplauden la anulación de las oposiciones porque temen que si se celebran no conseguirán una plaza en exámenes tan competidos y perderán sus posibilidades de seguir haciendo suplencias. Sin embargo, miles de opositores que llevan meses o años estudiando verán sus expectativas frustradas si ocurre eso.

En cualquier caso, los sindicatos están a la espera de la reunión técnica que mantendrán hoy las comunidades con el Ministerio de Educación, que previsiblemente planteará una estrategia común y coordinada para las oposiciones de 2011 en toda España. Aunque el responsable del Departamento, Ángel Gabilondo, ya advirtió que los concursos dependen de las decisiones de cada Gobierno autónomo.

También esperan esa reunión La Rioja, Extremadura y Castilla y León, que aún están indecisas. La consejera extremeña Eva María Pérez dijo que su determinación, que en principio era la de convocar oposiciones, podría variar en función de lo que hagan las comunidades limítrofes. Pérez fue muy dura con los cambios de criterio de las últimas semanas de distintos Gobiernos autónomos. "O bien las comunidades nos empezamos a coordinar junto con el ministerio, o bien asumimos una autonomía real, es decir, regulamos [cada autonomía] nuestro marco de acceso a la función pública y dejamos de ser un cuerpo nacional", sentenció.

Por otro lado, Aragón tiene claro que convocará, dijo ayer una portavoz del departamento de Educación, pero no tiene cerrada una cifra de plazas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de febrero de 2011