Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal insiste en que Roca blanqueó dinero ilegal en el pelotazo de Banús

El primer bloque del 'caso Malaya' concluye con la presentación de pruebas

El primer bloque del juicio del caso Malaya, la gran causa contra la corrupción en Marbella (Málaga), se cerró ayer tras 21 sesiones con las distintas partes aferradas a sus posiciones iniciales. El fiscal Juan Carlos López Caballero insistió en que el supuesto cerebro de la trama, el exasesor urbanístico Juan Antonio Roca, blanqueó fondos "de procedencia delictiva" en la llamada operación Crucero Banús. Este pelotazo inmobiliario, orquestado por el exedil gilista Pedro Román, consistió en la compra de un terreno de uso comercial en la zona de Puerto Banús en el año 2000 por cuatro millones de euros aproximadamente y su venta un año después por diez millones. Ese milagro requirió de la transformación -vía convenio urbanístico- del suelo comercial en residencial y con una edificabilidad 21 veces mayor de la original.

En la operación Roca, Román y otros dos socios -el abogado Juan Hoffmann y el excomisario de policía Florencio San Agapito- obtuvieron una plusvalía de seis millones de euros. El fiscal afirmó que el dinero que invirtió Roca para adquirir su parte del negocio -un 15% de la sociedad propietaria de los terrenos- es de origen ilícito y que la operación sirvió para blanquearlo. Respecto a los beneficios obtenidos por la recalificación y venta de la parcela, López Caballero considera que también hay blanqueo ya que los socios usaron "mecanismos de ocultación" del dinero, como fundaciones en Liechtenstein.

La abogada de Roca, Rocío Amigo se quejó de que el fiscal introdujo "de forma sorpresiva" en su escrito que el blanqueo de que acusa al ex asesor es por el origen de los fondos invertidos en Crucero Banús. Según Amigo, las imputaciones son "inconcretas" y crean "una absoluta indefensión" a su cliente. La letrada afirmó que el ministerio público no ha explicado en las 21 jornadas de juicio cuál es "el delito antecedente" que originó los fondos. "Tampoco sabemos en cuánto se cuantifica este delito, que tenía que ser grave", ironizó Amigo.

Esta alusión irritó a López Caballero, quien respondió que "parece que la señora letrada no entiende el escrito de acusación". La tensión fue cortada por el presidente del tribunal, José Godino. Tras pedir disculpas, Amigo reclamó la absolución de Roca y sostuvo que durante estos dos meses las defensas se han dedicado a rebatir "unos delitos que no existe en ningún caso". La vista oral se reanudará el próximo 1 de marzo con el segundo bloque, dedicado a la red de blanqueo de capitales de Roca, con 31 imputados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de febrero de 2011