_
_
_
_
Reportaje:

El BCC busca ampliar el menú

La futura facultad gastronómica desea contar con el apoyo de más empresas líderes en alimentación - El centro se abre en septiembre con 50 alumnos

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El Basque Culinary Center (BCC), la futura Facultad de Ciencias Gastronómicas de San Sebastián, está ya gratinándose para ser servido a partir del próximo septiembre, cuando comenzará su primer año lectivo. Hace unos días, Eroski fue el último ingrediente en sumarse al proyecto, que estas últimas semanas ha tratado de darse a conocer con una jornada de puertas abiertas y su reciente presencia en la feria culinaria Madrid Fusión.

Dirigido por Mondragon Unibertsitatea, el proyecto cuenta con la colaboración del Ministerio de Ciencia e Innovación, el Gobierno vasco, la Diputación de Guipúzcoa, Azti-Tecnalia y Fagor y se ubica en unos terrenos de Miramón cedidos por el Ayuntamiento donostiarra. En el proyecto cooperan los chefs vascos más reconocidos y dispone de la ayuda de un Consejo Asesor Internacional del que forman parte algunos de los cocineros más influyentes del mundo y que preside Ferran Adrià.

"Va a ser un dinamizador de la innovación", resalta el director del BCC
Fagor y Eroski ya respaldan la labor del Basque Culinary Center
Más información
Arbelaitz: "Ahora los chefs tienen que saber más a todos los niveles"
Copas y 'pintxos' para festejar el estreno del Basque Culinary

Hace una década, los cocineros vascos constataron la necesidad de que el saber de toda una generación de chefs se transmitiera a través de la enseñanza superior. Poco a poco, esta idea de un gran centro de enseñanza culinaria fue tomando forma, hasta que en 2007 Mondragon Unibertsitatea comenzó a desarrollar los contenidos para este proyecto, que nació con la vocación de convertir a San Sebastián en un referente gastronómico a nivel mundial.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

No existe en España ninguna entidad similar a lo que será el Basque Culinary Center. Mondragón Unibertsitatea apreció este nicho y analizó experiencias similares puestas en marcha en otros lugares, como el The Culinary Institute of America, con centros en Nueva York, California o Texas; la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Parma (Italia) o la Escuela de Hostelería de Suiza. "Va a ser un paso histórico en el sector gastronómico español, una revolución y un dinamizador de la innovación", resalta el director del centro, Joxe Mari Aizega.

El BCC ofrecerá un título oficial de cuatro años de duración para formar a profesionales de la gastronomía que diseñen, desarrollen y supervisen empresas culinarias y servicios gastronómicos de alto nivel. Además, impartirá una maestría en Innovación y Gestión de Restaurantes. "Para competir en cualquier sector, la innovación es fundamental. La innovación ha sido la que ha situado a la gastronomía española en el lugar en el que se encuentra, en la vanguardia culinaria", apunta Aizega.

El centro parte de la idea de que el futuro de la gastronomía pasa por esa innovación que no se puede limitar a los fogones, sino que se extiende a la forma de envasar los alimentos o a concebir los restaurantes con una nueva visión. Para ello, el BCC quiere contar con el apoyo de otras cuatro firmas destacadas en el sector de la alimentación que se sumen a Fagor y a Eroski. "Estamos en conversaciones con empresas líderes del sector de la alimentación en España. Queremos que esté presente su visión del mercado", recalca Aizega, quien no precisa sus nombres.

"El Basque Culinary Center permitirá que una profesión que no estaba excesivamente dignificada, salvo en nombres muy concretos, se sitúe a la vanguardia, se haga global y se dignifique", asegura, de su lado, el presidente de los hosteleros guipuzcoanos, Mikel Ubarretxena, quien cree que la futura facultad puede suponer un espaldarazo para la hostelería.

El objetivo principal, por tanto, es sentar unas bases y que la gastronomía siga siendo uno de los sellos de identidad destacados de Euskadi. "Que se quede un poso, que los cocineros que hemos tenido planten una semilla para que otros la recojan. Y que además nuestra gastronomía siga siendo rica", apunta Ubarretxena. La asociación de hosteleros de la provincia ya está colaborando con el BCC impartiendo diversos cursos. "Estamos a su disposición para todo", enfatiza.

El edificio suma cinco plantas que tratan de representar otros tantos apilados uno encima del otro. Ubicado sobre una superficie de 8.000 metros cuadrados, ha requerido una inversión de 17,1 millones de euros. En septiembre, un total de 50 alumnos comenzarán las clases, y el próximo curso se ampliará el espacio para poder albergar a 100 estudiantes.

Los responsables del BCC destacan que han recibido hasta el momento más de 150 solicitudes e, incluso, están tratando de que desde el año que viene se pueda acoger a alrededor de 60 alumnos. "La respuesta está siendo muy buena. Estamos realmente satisfechos y convencidos de que ha sido una buena apuesta", concluye Aizega.

Algunos datos

- El Basque Culinary Center ha requerido una inversión de 17,1 millones de euros.

- El edificio se sitúa en un terreno de 8.000 metros cuadrados en el término municipal donostiarra.

- En el curso 2011-2012 el centro acogerá a un total de 50 alumnos, aunque sus responsables están tratando de aumentar esta cifra

- El BCC ha recibido ya 150 solicitudes para cursas estudios en su primer año de funcionamiento.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_