Los municipios turísticos, el coladero para que las tiendas abran cada día

Los comerciantes rechazan que Barcelona y La Roca puedan serlo

En Cataluña sí hay comercio abierto los domingos. La regulación de horarios comerciales autonómica dice que el comercio (salvo las farmacias, pequeñas tiendas de alimentación básica y gasolineras) solo puede abrir ocho domingos al año. Pero la ley tiene letra pequeña. Basta con ir al centro comercial L'Ànec Blau, en Castelldefels, para comprobarlo. Allí el domingo es el día grande: tiendas a rebosar de familias con el carrito lleno de comida y adolescentes probándose ropa. ¿Por qué este centro abre y el resto no? Castelldefels es uno de los 87 municipios turísticos de Cataluña y puede hacerlo.

La normativa de horarios comerciales indica que las tiendas, en general, pueden abrir un máximo de 12 horas al día entre las siete de la mañana y las diez de la noche. "Está obligado a cerrar domingos y festivos", indica. Con excepciones: se designarán ocho festivos al año en los que será legal abrir y hay ciertas tiendas con reglamentos más flexibles, como las de alimentación básica de menos de 150 metros, que pueden vender los domingos. Hay otra puntualización: "Quedan excluidos los establecimientos comerciales situados en municipios turísticos".

Los comercios pueden trabajar los domingos en 87 localidades

Las localidades turísticas a las que se refiere la ley no son las que tengan playa o muchos viajeros. Una portavoz de la Generalitat explica que para lograr esta calificación es necesario que el Ayuntamiento lo solicite a la Generalitat. La petición debe ir acompañada de un informe en el que se incluyan las consideraciones de la Cámara de Comercio de la zona, así como asociaciones de comerciantes, sindicatos y el consejo comarcal que correspondan. La Dirección General de Comercio y la de Turismo aprueban o no la petición.Hoy en día hay 83 municipios que han logrado la condición de "turísticos". Los hay de todo tipo. Por ejemplo, los clásicos enclaves veraniegos y de segundas residencias: Platja d'Aro disfruta de esta excepción. Como Begur, Malgrat de Mar, Sitges, Sant Pol de Mar... También hay zonas turísticas reconocidas en el interior.

Barcelona, sorprendentemente, no es un municipio turístico. Nunca ha pedido el sello a la Generalitat, explica una portavoz del Ayuntamiento. Si lo hiciera, los pequeños comerciantes probablemente pondrían el grito en el cielo, porque sus patronales consideran que impactaría en el comercio de proximidad, que se vería impotente ante los centros comerciales.

La ley es bastante abierta para lograr agarrarse a la excepción turística. Dice que se entiende como tal el municipio donde la media anual ponderada de visitantes no residentes es superior al número de residentes y el número de alojamientos turísticos y segundas residencias, sea superior al de residencias primarias. Hasta aquí, una norma bastante restrictiva, porque impone dos condiciones objetivas. Pero entonces, la normativa abre la puerta a motivos más aleatorios, al añadir una segunda posibilidad a la que agarrarse: "O que se trate de un lugar de gran afluencia turística".

Gelida (Alt Penedès) tiene 1.661 viviendas habituales y 636 segundas residencias. Según el Idescat, no tiene cámpings ni hoteles. Solo ofrece dos alojamientos rurales con 27 plazas. Y un castillo. Es oficialmente municipio turístico, y sus tiendas podrían abrir todo el año. La Sénia (Montsià) tenía en 2001 (último dato disponible) 1.832 primeras residencias y 401 segundas residencias. Tiene dos hoteles, con 138 plazas. Es, oficialmente, municipio turístico. En Santa Coloma de Cervelló (Baix Llobregat), con 1.966 primeras residencias y solo 299 segundas residencias, está la Colonia Güell y la Cripta Gaudí (declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco), pero ningún hotel ni casa rural según Idescat. Es municipio turístico.

El criterio para otorgar el distintivo es bastante variable. Playas, castillos, domingueros... La Roca del Vallès no tiene joyas de Gaudí, playa ni oferta de alojamiento turístico (según el Idescat, ni una habitación de hotel o casa rural). Pero la afluencia de turistas la tiene bien acreditada: su centro comercial outlet, La Roca Village, recibe más de 2,8 millones de visitas al año. El 40%, son turistas extranjeros. El 73% de la población activa de municipio se dedica al sector servicios, buena parte de ellos dentro de este complejo comercial. ¿Es eso suficiente para poder abrir el domingo? La Confederación Catalana de Comercio tiene claro que no. "Es de sentido común. Los municipios turísticos están en la costa, o en zonas con encanto... No es solo cuestión de legislación. Es la lógica la que lo indica", justifica indignado Miguel Ángel Fraile, secretario general. El alcalde de la Roca cree que hay suficientes justificaciones para conseguir la autorización. La Generalitat tendrá la última palabra.

Los municipios turísticos

- Provincia de Barcelona. Gelida, Torrelles de Foix, Calders, Moià, Monistrol de Calders, Monistrol de Montserrat, Talamanca, Begues, Castelldefels, Torrelles de Llobregat, Santa Coloma de Cervelló, Cubelles, Sant Pere de Ribes, Sitges, Vilanova i la Geltrú, Alella, Arenys de Munt, Cabrils, Caldes d'Estrac, Calella, Malgrat de Mar, Pineda de Mar, Sant Andreu de Llavaneres, Sant Pol de Mar y Santa Susanna.

- Provincia de Tarragona. Aiguamúrcia, Cambrils, Mont-roig del Camp, Vandellòs i Hospitalet de l'Infant, Vinyols i els Arcs, Deltebre, L'Ametlla de Mar, L'Ampolla, Calafell, Cunit, El Vendrell, Alcanar, La Sénia y Sant Carles de la Ràpita.

- Provincia de Lleida. Organyà, Verdú, Barruera, El Pont de Suert, Vilaller, La Pobla de Segur, Tremp, Esterri d'Àneu, La Vall de Cardós, Llavorsí y Sort.

.

Sobre la firma

Cristina Delgado

Es subdirectora y se encarga de la edición digital de EL PAÍS. Antes fue redactora jefa de Economía, sección en la que se incorporó al periódico, en 2008. Licenciada en Periodismo y en Comunicación Audiovisual, ha realizado el máster UAM-ELPAIS y posgrados de información económica y gestión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS