Rubalcaba avisa de que los plazos para decidir sobre Sortu son "muy cortos"

Un informe policial confirmará la continuidad de esa marca con Batasuna

El vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, advirtió ayer que los plazos "son muy cortos" para que los tribunales puedan decidir sobre la legalización o no de Sortu, el nuevo partido de la izquierda abertzale, antes de las elecciones municipales del 22 de mayo. No obstante, adelantó que el Ministerio del Interior no agotará el plazo de 20 días, que marca la ley, para instar a la fiscalía a que acuda al Tribunal Supremo para que tome la decisión. Tampoco solicitará un procedimiento de urgencia, en los plazos de los tribunales, que no están previstos en la ley. Rubalcaba precisó que su departamento ya trabaja hace tiempo en los informes policiales que "documentarán exhaustivamente" su posición ante la Sala 61 del Tribunal Supremo, encargada de aplicar la Ley de Partidos.

"No es un partido que cae del cielo", asegura el vicepresidente
Más información
¿Espejismo vasco?
La validación de Sortu
Sortu exigirá a sus candidatos el rechazo a la violencia de ETA
Todos pendientes de Sortu
Policía y Guardia Civil coinciden en que Sortu es "un instrumento de Batasuna" y un "proyecto de ETA"
Interior sostiene que Sortu se ha creado "bajo control directo de ETA"

Sortu, aclaró el vicepresidente, no será inscrita en el Registro de Partidos, competencia del Ministerio del Interior, y pedirá a la fiscalía que acuda al Tribunal Supremo por ser sus integrantes continuadores de la antigua Batasuna, un partido ilegalizado por los tribunales en 2003. "No es un partido que cae del cielo. Se trata de la ilegal Batasuna y sus promotores no lo han ocultado", dijo Rubalcaba.

Pero también reconoció la singularidad de que, por vez primera, los estatutos del nuevo partido, continuidad de la antigua e ilegalizada Batasuna, rechazan la violencia de ETA. Esto refuerza la idea, según el vicepresidente, de que sean los tribunales que ilegalizaron a Batasuna en 2003, los mismos que ahora deben decidir si ilegalizan Sortu o no. "No le corresponde al Ministerio del Interior comprobar la legalidad de Sortu sino los requisitos administrativos. Interior enviará su decisión al Supremo a través de oportunas demandas de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado", señaló.

En este sentido, Rubalcaba salió al paso de opiniones "maledicentes" e "indocumentadas", en referencia a representantes del PP o de medios afines a este partido, que atribuyen la responsabilidad de lo que decidan los tribunales a Interior. Y ya de modo más directo se encaró con el PP, cuyos dirigentes, como Ana Mato, han amenazado con dar por roto el Pacto Antiterrorista si los tribunales, el Supremo o el Constitucional, deciden la legalización de Sortu. "Por parte del PP se han hecho declaraciones que tratan de sacar músculo político, de mostrar ante la ciudadanía que son los más firmes. Me da igual. No voy a hacer ninguna competición porque lo que me importa es la unidad. Y el PP lo sabe perfectamente y conoce la posición del Gobierno. Que se queden con la firmeza. Yo me quedaré con la lucha antiterrorista", respondió Rubalcaba.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tras confirmar que el PP está informado por él mismo, precisó que el paso que ha dado la izquierda abertzale es el resultado de la firmeza democrática y del éxito en la lucha contra ETA.

El vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras el Consejo de Ministros, en una imagen de archivo.
El vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras el Consejo de Ministros, en una imagen de archivo.GORKA LEJARCEGI
El corresponsal político de EL PAÍS explica que los populares piensan hacer bandera de este asunto hasta el final

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS