Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero visita por vez primera la sede del servicio secreto

El presidente acudió el 13 de enero, a los tres días del comunicado de ETA

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, visitó por vez primera la sede del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el principal servicio secreto del Estado, el pasado día 13, según han confirmado fuentes gubernamentales. Zapatero acudió a la sede central del CNI, un complejo de edificios en el kilómetro 8,800 de la carretera de A Coruña, cerca del palacio de La Moncloa, acompañado por la ministra de Defensa, Carme Chacón, de quien depende orgánicamente.

El presidente, que no había visitado este centro desde que llegó al poder, hace casi siete años, fue recibido por el secretario de Estado director del CNI, el general Félix Sanz. Se reunió con los principales responsables del servicio de inteligencia y recorrió algunas de sus instalaciones, saludando a los agentes que prestan allí su servicio.

La presencia del jefe del Ejecutivo en el CNI no figuraba en su agenda oficial

La visita no tenía carácter secreto, pero no figuraba en la agenda pública del presidente del Gobierno para aquel día -en la que solo aparecía una entrevista con el presidente de Hungría, Pàl Schmitt- y La Moncloa tampoco ha informado con posterioridad sobre la misma.

Además, se produjo solo tres días después de que, el 10 enero, ETA anunciara, a través de un comunicado, un alto el fuego "permanente, general y verificable". Las fuentes consultadas aseguraron, sin embargo, que la visita estaba prevista desde finales del año pasado y tuvo que aplazarse por compromisos imprevistos del presidente.

El objetivo de Zapatero, agregaron, era agradecer personalmente a los miembros del CNI su trabajo en varias operaciones; sobre todo, en la liberación de los tres cooperantes secuestrados por Al Qaeda en Mauritania en noviembre de 2009. Lo cierto es que el CNI ha tenido también un destacado papel en las sucesivas caídas de miembros de la cúpula de la banda terrorista en los últimos años.

Zapatero no es el primer jefe del Gobierno que acude a la sede del CNI. También lo hizo su predecesor, José María Aznar, aunque en circunstancias muy especiales. Acudió el 11 de diciembre de 2003, 12 días después de que siete agentes del centro fuesen abatidos en una emboscada en Irak. Zapatero ha tenido ocasión ahora de contemplar el monumento erigido en la sede del centro en homenaje a estos siete agentes y al sargento José Antonio Bernal, también asesinado en Irak.

No consta que Felipe González visitara el servicio secreto en sus más de 13 años de mandato; mientras que Adolfo Suárez acudió el 9 de octubre de 1978 a un chalé del Centro Superior de Información de la Defensa (Cesid), como se llamaba el CNI hasta que se aprobó su ley reguladora, en 2002. Aquella visita se grabó en una cinta magnetofónica que salió a la luz 17 años después.

El CNI cuenta con unos 3.500 agentes, de los que casi el 60% son civiles y un tercio, mujeres. Su presupuesto para este año es de 228,20 millones de euros, un 5,5% menos que en 2010, de los que 17,8 corresponden a gastos reservados, cuya uso controla la comisión de secretos oficiales del Congreso. Aunque dispone de antenas en medio centenar de países y delegaciones en toda España, más del 60% del personal trabaja en la sede central.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 2011