Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lleida retira a la comunidad musulmana el solar que debía albergar una mezquita

El Ayuntamiento de Lleida, gobernado por los socialistas, anunció ayer que, ante los reiterados incumplimientos de la comunidad islámica, ha iniciado los trámites para rescindir la concesión del solar destinado a la construcción de la mezquita que ha de sustituir al polémico oratorio de la calle del Nord, cerrado desde el pasado mes de agosto por exceder el aforo.

La decisión municipal supone un nuevo paso atrás en la resolución del conflicto que se inició hace una década cuando la comunidad musulmana instaló la mezquita en los bajos de un edificio de viviendas de la calle del Nord, convirtiéndose en el oratorio islámico de mayor afluencia de fieles de la ciudad. El local llegó a cuadriplicar su capacidad, lo que motivó su cierre por seguridad. Actualmente, los musulmanes celebran sus plegarias al aire libre bajo una marquesina del recinto ferial de los Camps Elisis.

A finales de 2007, el Consistorio cedió un terreno en el polígono industrial del Segre, en las afueras de la ciudad, para que la comunidad musulmana pudiera levantar un centro de culto más grande, pero desde entonces esta todavía no ha presentado ningún proyecto constructivo del oratorio. La concesión del terreno se hizo por un periodo de 50 años a razón de 7.956 euros anuales más IVA. Hasta la fecha la comunidad islámica sólo ha pagado 3.978 euros en concepto de fianza.

La propuesta de resolución señala que la comunidad islámica no ha atendido los reiterados requerimientos de los servicios técnicos para presentar un proyecto definitivo, después de que en julio de 2009 solicitara poder construir un edificio provisional con materiales prefabricados y con capacidad para 500 personas. El pasado 27 de diciembre solicitó un nuevo pliego de condiciones para la concesión del solar sin aportar ninguna garantía para el inicio inmediato de las obras, por lo que el Ayuntamiento ha acordado dejar sin efecto los acuerdos anteriores entre ambas partes.

La concejal de Urbanismo, Marta Camps, manifestó ayer que la comunidad islámica tiene 10 días de plazo para presentar alegaciones contra la propuesta de resolución municipal. "A pesar de que les hemos dado todo tipo de facilidades hay una falta de concreción evidente y de cumplimiento de los compromisos adquiridos y lo que no pueden pretender ahora es renegociar las condiciones del convenio de 2007. Ya aceptamos que no fuera una construcción definitiva", señaló Camps.

El imán de la mezquita de la calle del Nord, Abdelwahab Houzi, ha asegurado que no se hará ninguna construcción provisional en el polígono si no tiene la garantía de poder recuperar la inversión en caso de que en el futuro tenga que buscar otro emplazamiento por quedarse pequeña la mezquita. La inversión mínima necesaria sería de unos 245.000 euros.

No obstante, Houzi ha señalado que el colectivo intentará que el Ayuntamiento no rescinda la cesión del solar del polígono y que su intención es presentar alegaciones dentro del plazo legal fijado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de enero de 2011