Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La red unificada de bibliotecas permitirá abrir una por distrito en fin de semana

Es una de las asignaturas pendientes. La apertura de las bibliotecas de la capital en fin de semana y festivos es ahora casi testimonial. La Comunidad de Madrid abre tres: la José Hierro, en Usera; la Luis Martín Santos, en Villa de Vallecas; y la Manuel Alvar, en Salamanca. El Ayuntamiento solo una, la Ángel González, en el distrito de Latina, inaugurada este verano. Pocas para una población de más de tres millones de personas. El convenio que Comunidad y Ayuntamiento están a punto de firmar para integrar sus redes de bibliotecas (la primera tiene 16 y la segunda, 28) se marca como objetivo abrir una por distrito en fin de semana, según avanzó ayer la directora general de Archivos, Museos y Bibliotecas del Ayuntamiento, Belén Martínez.

"Esperamos que, dentro de poco, nadie distinga de quién es la biblioteca", afirmó Martínez. El primer paso para conseguirlo será poder utilizar el mismo carné en las dos redes. Al principio los usuarios podrán llevarse títulos en préstamo con el carné antiguo en cualquier biblioteca. Poco a poco esos carnés se irán renovando y los usuarios dispondrán del nuevo, con el logo común que pacten las dos Administraciones. Los dos catálogos que hay ahora también se integrarán en uno único. Las Administraciones se dan de plazo un año desde la firma del convenio para acabar de poner en marcha todas las novedades. Martínez aventura que el carné común podría estar listo antes del verano.

Después de un cuarto de siglo de duplicidad, con las dos redes funcionando de espaldas una a la otra, la integración supondrá también la homogeneización de los horarios de apertura, señaló Martínez. El convenio, que desarrolla otro previo, en forma de acuerdo marco, de 2005, no recoge un presupuesto determinado para unificar las dos redes. "Es un trabajo que hacemos los funcionarios", explicó Martínez. La valoración económica del gasto, por la compra de software, por ejemplo, aún no se ha hecho.

Las Administraciones aprovecharán la experiencia de los 12 módulos de Bibliometro -préstamo de libros en el suburbano-, que pertenecen la mitad a una y la otra mitad a la otra. Pese a eso, cuentan con un carné y un catálogo comunes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de enero de 2011