Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido eleva el nivel de alerta terrorista en estaciones y aeropuertos

El Gobierno británico ha elevado de "considerable" a "grave" el nivel de alerta terrorista en estaciones y aeropuertos ante el temor de que Al Qaeda esté preparando un ataque en Reino Unido. Ese nivel, el segundo más alto de la escala, es el que ya rige en el conjunto del país desde enero de 2010 y significa que se considera "muy probable" que ocurra un atentado. En el nivel máximo, "crítico", el atentado se considera "inminente".

El aumento de grado de la alerta terrorista ha sido contrastado por la BBC, que ha tenido acceso a una carta enviada por las autoridades a los responsables de los aeropuertos en la que señalan que Al Qaeda "puede estar considerando un atentado contra un aeropuerto o un objetivo del sector de la aviación" y considera que esa amenaza es "creíble". La alerta se produce después de que en octubre pasado tanto Londres como Washington advirtieran de la posibilidad de un atentado en territorio europeo semejante al perpetrado en noviembre de 2008 en Bombay por un comando que abrió fuego en una estación ferroviaria de esa ciudad india y tomó un hotel de lujo. En esos ataques murieron 166 personas.

Aunque se cree que ese peligro afecta a cualquier país europeo, no hay constancia de que otros Gobiernos hayan decidido incrementar sus niveles de alerta. Sin embargo, esas decisiones no siempre se hacen públicas. En el caso británico, el nivel de alerta general sí es conocido, pero las alertas sectoriales y que cubren distintas infraestructuras vitales suelen subir y bajar sin que esas decisiones trasciendan.

Sin embargo, las autoridades británicas han dado a entender que no hay información sobre ningún plan concreto de atentado y que si tuvieran esa información, la alerta se habría incrementado al nivel máximo. Se trata más bien de una medida de precaución que en la práctica tiene el efecto de que se han cancelado los permisos de vacaciones en la policía de transportes.

El hecho de que esta vez haya trascendido el incremento de la alerta hace pensar que la policía quiere que los ciudadanos estén particularmente atentos a cualquier movimiento sospechoso. Desde ayer es más visible la presencia policial en aeropuertos y grandes estaciones del país. De hecho, ya en los últimos días se había constatado un notable aumento de la presencia de uniformados en los nudos de comunicaciones, incluidas algunas estaciones del metro de Londres.

La capital británica ya sufrió un cuádruple atentado en el transporte público el 7 de julio de 2005, cuando cuatro musulmanes británicos se hicieron volar en tres vagones de metro y un autobús, matando a 52 pasajeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de enero de 2011