Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón rechaza las 400 enmiendas a sus presupuestos

El Gobierno de Alberto Ruíz-Gallardón echó ayer mano de su mayoría absoluta en el Ayuntamiento para tirar por tierra las 400 enmiendas que los grupos de la oposición (PSOE e IU) presentaron a sus presupuestos y ordenanzas fiscales.

Ambas formaciones habían propuesto una enmienda a la totalidad del plan del Ejecutivo municipal. Además, los socialistas presentaron 297 enmiendas parciales y once a las ordenanzas, mientras IU proponía 69 a las primeras y 21 a la segundas. Ninguna convenció al Gobierno.

Jaime Lissavetzky, candidato municipal socialista para 2011, calificó la actitud de los populares como "un auténtco despropósito". "Que haga esto este año es incomprensible", añadía David Lucas, portavoz del PSOE en el Consistorio, "es incapaz de buscar solución al problema financiero de Madrid". Lucas considera que entre todas las enmiendas rechazadas, tienen especial relevancia las que pedían mayor control sobre los cargos de confianza, los alquileres municipales y las reformas "innecesarias", como "las del Palacio de Cibeles".

Por su parte, el portavoz de Economía de IU, David Morcillo, opina que la negativa popular es comprensible si se tiene en cuenta que IU busca "remunicipalizar" los servicos sociales mientras "el PP mantiene el 40% de ellos en manos privadas". Igualmente censura a los socialistas, que votaron contra su enmienda a la totalidad.

El Gobierno municipal se defiende alegando que no se tocarán los servicios sociales y que serán las inversiones reales las más perjudicadas, (con un recorte del 40%). Sus presupuestos para 2011 ascienden a 4.526 millones de euros, un 9% menos que en 2010. Además, incluyen una reducción de la deuda municipal de 348 millones, la prohibición de refinanciar la deuda que venza el próximo ejercicio y la congelación de los impuestos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de diciembre de 2010