Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
estilos

El 'ebook' se pone rosa

La novela romántica encuentra su gran aliado en el libro digital

El género romántico es el que más está creciendo dentro de los libros electrónicos en Estados Unidos. Y España sigue la senda. Discreción y menor precio son la clave del éxito.

Un hombre de torso marmóreo con una escueta falda escocesa como único atuendo a lomos de un caballo blanco. "No es cómodo que te vean leyendo un libro con semejante ilustración", concede Eva Pérez. Sabe de lo que habla, fan sin complejos de la novela romántica es una de las responsables de la web especializada en este género literario www. autorasenlasombra.com. La solución a "la incomodidad" pasa por forrar las tapas -como toda la vida- o por ignorar las miradas y risitas. Pero con el libro electrónico no existe tal inconveniente. No hay portadas. Se puede estar leyendo a Harry Potter o a Kafka. Nadie lo sabe. Nadie juzga. Quizá por eso, entre otras razones y según publica The New York Times, la novela romántica es el género que más está creciendo dentro del mercado editorial electrónico. Tanto que Barnes & Noble, la mayor cadena de librerías del país, espera que en 2011 se vendan más títulos rosas en dos dimensiones que en tres.

Unas previsiones que representan el futuro, en opinión de la responsable del sello Narrativa Femenina, Mónica Tusell. "En cinco o diez años se seguirá publicando en papel, pero solo títulos muy selectos o que hayan tenido un gran éxito. El resto, saldrá en digital". Una transformación, la de este sector, que pesa y mucho en la industria literaria: según datos de la Federación de Gremios de Editores, el género romántico mueve 30 millones de euros al año y representa un 4% de todo lo que se publica. "Cada mes salen entre 40 y 60 novedades", completa Pérez.

Eduardo Hojman, editor de Titania, certifica la tendencia: "Las ventas en formato papel siguen con pocos altibajos y las electrónicas aumentan a gran velocidad". La discreción del formato es fundamental, pero lo determinante parece ser algo menos intangible: el precio. Por ejemplo, los títulos que Narrativa Femenina distribuye a través de Libranda, la mayor plataforma de libros electrónicos en español, son de media un 30% más barato que los de papel, como cuenta Tusell. Un ahorro muy importante para los lectores de este género que devoran al mes entre cinco y seis obras frente a las nueve al año que consume el 60% de la población, según los cálculos de los editores. Sin embargo, Pérez se queja de que pocos libros ofrecen una rebaja disuasoria. "En la mayoría de los casos, si la novedad cuesta 18 euros en papel, en digital cuesta 16 y para cuando aparecen con un descuento importante ya se han lanzado 200 más. En Estados Unidos salen directamente por cinco dólares (unos cuatro euros). Por los foros sabemos que las lectoras piden precios más económicos para animarse más", sentencia.

Irene Muzas Calpe, editora de Versátil, está de acuerdo. La novela rosa tiene muchos lectores y muy ávidos, y para que arrase en el mercado digital solo necesita precios más ajustados y, en su opinión, ofrecer algo más: "Hay que aprovechar las posibilidades del reader, añadir vínculos, música, escenarios... La mayor parte de la gente ama el tacto y el ritual del papel y si solo les ofreces un escaneado de las páginas, no lo probarán y seguirán intercambiando y comprando tomos de segunda mano". La mayor parte de las editoriales miman ya las portadas y la mayor parte de los lectores va superando los complejos, pero pocos valientes están preparados para presumir de una biblioteca compuesta por lomos de libro rosas en los que aún asoman las colas de los caballos blancos y las coletas de los caballeros de pecho marmóreo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de diciembre de 2010