Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ruptura del consenso en Confebask permite a Adegi aupar a Guereñu

Las presiones políticas frustran la elección de Jon Bilbao como secretario general

Los movimientos tácticos del PNV para asumir la máxima cuota de poder desde su salida del Gobierno autonómico han alcanzado a la cúpula de la confederación de empresarios vascos, Confebask. La elección de Nuria López de Guereñu, ex consejera de Transportes durante el último mandato de Juan José Ibarretxe, pero alineada con las tesis que en el seno de su partido defendía Josu Jon Imaz, designada para hacerse cargo desde enero próximo de la secretaría general de la patronal vasca en sustitución de José Guillermo Zubía, deja al descubierto las pretensiones que tiene el partido liderado por Iñigo Urkullu de copar el control de las principales instituciones vascas.

El relevo de Zubía, que en marzo de 2011 alcanzará la edad de la jubilación y abandonará su puesto en Confebask tras más de 15 años en el mismo, estaba sobre la mesa desde mediados de este año, cuando hubo un empeño por forzar su salida antes de tiempo. Finalmente, la organización empresarial acordó neutralizar aquel movimiento y dar paso a una sucesión tranquila del hombre fuerte de Confebask durante el citado periodo.

La designación de López de Guereñu no ha gustado a la patronal alavesa

En Confebask se da por seguro el relevo de Lazpiur por Vázquez Eguskiza

En la búsqueda de sustitutos, la propia organización empresarial trató de proponer un candidato de consenso y barajó la posibilidad de promocionar a un "hombre de la casa". En ese momento, desde luego, nadie pensó en Nuria López de Guereñu. El elegido era Jon Bilbao, actual director de Relaciones Laborales, con sobrada preparación para asumir el puesto y bregado en la interlocución con los sindicatos. Bilbao, que en los últimos mese había aumentado su presencia pública muy cerca de Zubía y a quien en sectores empresariales se le consideraba como el sustituto natural de Zubía, puso como condición para aceptar el cargo que se lograra la unanimidad en los órganos que iban a tomar la decisión, según varias fuentes institucionales consultadas por este diario.

En la reunión del pasado lunes, fue imposible la unanimidad. ¿Por qué? La tesis más extendida es que para las territoriales de Guipúzcoa y Álava resultaba difícil de "encajar" que Vizcaya fuera a disponer "a corto plazo" de los dos puestos clave de Confebask, habida cuenta de que todos los pronósticos coinciden en que Vázquez Eguskiza será a mediados de 2011 el sustituto de Miguel Lazpiur, actual presidente, cuando se disponga a completar el máximo de seis años de mandato.

Idéntico motivo fue empleado para excluir a Francisco Azpiazu, secretario general de Cebek, de la carrera a hombre fuerte de la patronal vasca. En la quiniela inicial figuró asimismo el ex gerente de EITB Juan Diego, candidato que contaba con la confianza del presidente del PNV de Vizcaya, Andoni Ortuzar, y de Adegi, pero su opción fue finalmente descartada al estar de plena actualidad la polémica que se ha generado con los contratos mercantiles suscritos en la radiotelevisión vasca durante la anterior etapa.

En esta tesitura surgió como tapado el nombre de López de Guereñu, sobre todo tras constatarse que era imposible alcanzar la unanimidad con Jon Bilbao. La propuesta de la ex consejera de Ibarretxe superó una inicial lógica sorpresa para ser digerida sin aparente debate interno. Dotada de una amplia experiencia en la gestión pública -fue diputada de Medio Rural en Guipúzcoa entre 2003 y 2005 y después consejera de Transportes hasta 2009, además de parlamentaria-,

López de Guereñu entra en escena a raíz de las intensas gestiones que realizan desde el entorno del ex lehendakari Ibarretxe para "ayudar" a su compañera de gabinete, quien se encontraba sin una ocupación relevante en la actualidad dentro de la actividad profesional y había pasado a la reserva tras la salida del PNV del Ejecutivo vasco.

La elección de López de Guereñu, auspiciada por la patronal guipuzcoana Adegi y apoyada por la vizcaína Cebek, ha generado un fuerte malestar en los mandos de SEA. En el seno de la organización empresarial alavesa no ha gustado la designación de una persona que está afiliada al PNV y critican que en la decisión haya prevalecido en este caso el perfil político sobre el profesional, dado el escaso bagaje empresarial de la candidata finalmente elegida. No obstante, en la cúpula de esta patronal figuran su presidente, Juan José Azurmendi, quien está vinculado al PNV, y Gregorio Rojo, vicepresidente, al PSE.

En este sinuoso recorrido, el Gobierno de Patxi López asegura no haber intervenido, ni propuesto ningún candidato para suceder de Zubía, aunque ha estado puntualmente informado de los últimos pasos que se estaban dando.

La portavoz del Ejecutivo, Idoia Mendia, felicitó ayer a la elegida y deseó que siga la "magnífica relación" entre Confebask y el Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de diciembre de 2010