Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Estado de alarma

Blanco impulsa prorrogar la alarma pese a las dudas de otros ministros

El titular de Fomento no cree garantizada la movilidad para Navidades

El Gobierno aún no ha tomado una decisión definitiva sobre la prórroga del estado de alarma, pero el Ministerio de Fomento se inclina por esta medida excepcional al no existir garantías de que los controladores aéreos mantengan su actividad normal en las próximas fiestas navideñas. Este impulso de Fomento, bien asumido por la mayoría del Gobierno, encuentra algunas reticencias en los ministerios de Justicia y Defensa.

La decisión definitiva la adoptará el Gobierno hoy por la tarde, tras conocer un informe sobre la situación de los controladores aéreos, elaborado por el Ministerio de Fomento y el de Defensa. Pero todo apunta a que ese informe será favorable a la prórroga del estado de alarma. La posición de Fomento parte de la base de que los viajeros no pueden correr ningún riesgo de que sus viajes en las fiestas navideñas puedan verse frustrados por un nuevo conflicto con los controladores. El Gobierno teme la repercusión política de una nueva crisis de este tipo.

El nuevo decreto podría estar en vigor hasta después de Reyes

El titular de Fomento, José Blanco, justificó ayer su posición al señalar, en la cadena SER, que "los promotores del sabotaje (del Puente de la Constitución) no han alcanzado a ver las consecuencias de los daños" y, sobre todo, al añadir que "la gran mayoría de los controladores aéreos quiere trabajar y cumplir con su deber, pero muchas veces se sienten coaccionados y obligados por un grupo que les dirige y coordina".

En el caso probable de que el Gobierno decida prorrogar el estado de alarma, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero convocaría un Consejo de Ministros extraordinario para hoy por la tarde, martes, que fijaría las condiciones del estado de prórroga y que debería ser respaldado mayoritariamente en un pleno del Congreso, convocado a las 48 horas, esto es, el próximo jueves. Al día siguiente, el Consejo de Ministros habitual de los viernes, aprobaría definitivamente el nuevo decreto de prórroga.

Previamente, a lo más tardar en la tarde de hoy, antes de aprobar la prórroga del estado de alarma, el Gobierno tiene que tener asegurado el apoyo mayoritario. Y cree tenerlo con CiU, PNV y Coalición Canaria.

Esta misma mañana, el ministro Blanco comparecerá en la comisión parlamentaria de Fomento para explicar la posición del Gobierno en su conflicto con los controladores y su decisión de aplicar el estado de alarma. No está previsto que en esa comparecencia se pronuncie sobre la prórroga del estado de alarma. Sí podría anunciar más cursos de formación para sacar más controladores al mercado.

Las principales reticencias a dicha prórroga dentro del Gobierno proceden de los departamentos que dirigen los ministros de Defensa, Carme Chacón, y de Justicia, Francisco Caamaño. Justicia es reacia a que una medida sin precedentes en la democracia española como es el estado de alarma adopte, con su prórroga, un carácter preventivo e indefinido. Chacón se encuentra de viaje en Nueva York, dónde se entrevistará hoy con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Pero desde Defensa se alega que ante una situación de normalidad no cabe la excepcionalidad que supone prorrogar el estado de alarma.

Pero Fomento insiste en su preocupación en que la normalidad no está garantizada porque aún ve, paseando por los platós de televisión, como recordó ayer Blanco, a un núcleo influyente de controladores en una posición muy beligerante. El ministerio baraja distintas opciones sobre la duración de la nueva prórroga. La más viable sería extender el decreto unos 20 días, para llegar sin problemas hasta después de la fiesta de Reyes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de diciembre de 2010