Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pajín aplaza dos decretos por la oposición autonómica

Las comunidades rechazan las nuevas normas de farmacia

La oposición de las comunidades autónomas ha obligado al Ministerio de Sanidad a posponer dos de las cuatro normas sobre farmacia que preveía llevar al próximo pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que se celebrará en Santiago de Compostela el próximo jueves. La decisión se ha tomado tras la reunión de la comisión delegada del Consejo Interterritorial (el órgano de coordinación entre las comunidades y el Ministerio de Sanidad), que tuvo lugar el jueves en Madrid y en la que, según fuentes presentes en el encuentro, las consejerías se posicionaron "de forma unánime" contra las nuevas normas.

Sanidad había anunciado en los últimos días que al pleno de Santiago se llevarían, entre otros asuntos, la resolución para autorizar la venta de medicamentos por unidosis y tres nuevos proyectos de decreto: el de prescripción enfermera; otro sobre financiación y márgenes de productos sanitarios; y un tercero para aplicar una escala conjunta de deducción a las facturas de las farmacias. El orden del día, que se conoció ayer, solo recoge dos de las cuatro normas: la dispensación por unidosis y el decreto sobre deducciones de las farmacias. La presión de las comunidades autónomas ha llevado a retirar las otras dos, según fuentes presentes en el encuentro, que aseguran que "todas las comunidades" pidieron al ministerio que se replanteara las cuatro medidas.

Sanidad pospone la prescripción por las enfermeras, que iba a aprobar el jueves

Estas fuentes coinciden en que las autonomías no cuestionan los contenidos sino el desarrollo que ha hecho el Gobierno, al que acusan de haber redactado los textos con "precipitación" y "sin haber analizado con detenimiento ni pulido" los borradores iniciales. En el caso de las unidosis y la prescripción enfermera, los textos se debatieron la pasada semana, por lo que las consejerías aseguran que no ha habido tiempo para corregirlos.

Algunas fuentes señalaron que fueron precisamente las comunidades gobernadas por el PSOE, como Cataluña, Andalucía, País Vasco y Extremadura, las que se enfrentaron con más contundencia a la propuesta estatal. El texto de prescripción enfermera, uno de los que se ha retirado, era, según un dirigente autonómico, "tremendamente burocrático y complica algo muy sencillo". "Todos estamos a favor de la prescripción enfermera, pero esta norma, lejos de conseguir ese objetivo, lo hace inviable". Una de las críticas se centró en que el texto "invade competencias" autonómicas al regular que sea el ministerio el que acredite a los enfermeros para recetar.

A las comunidades tampoco les gustó el borrador sobre unidosis, aunque confían en que se modifique de aquí al jueves o antes de que entre en funcionamiento el nuevo sistema. Las autonomías creen que sería "más barato y práctico adecuar los envases a los tratamientos" en vez vender las pastillas sueltas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de diciembre de 2010