Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde teme que el Gobierno rechace la subrogación de la deuda de Calle 30

El Ayuntamiento carga contra Economía por hacer "inviable" la operación

El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, obtuvo algo de la frustrada reunión que mantuvo con el presidente del Gobierno el 18 de noviembre: el compromiso de que el Ministerio de Economía estudiaría que el Ayuntamiento asuma la titularidad de la deuda de la empresa mixta Madrid Calle 30 -que asumió el coste y la explotación de la M-30-, con lo que se ahorraría 100 millones de euros al año hasta 2035. Pero después de un par de reuniones y una carta enviada por el Ministerio, se ha apagado el optimismo en el palacio de Cibeles.

El alcalde mostró ayer sus reservas ante el compromiso de Zapatero, siempre condicionado al cumplimiento de una serie de requerimientos técnicos. "El Ministerio ha puesto encima de la mesa unas condiciones nuevas y distintas a las que se comprometió Zapatero. Condiciones que, sencillamente, hacen inviable la operación", lamentó el alcalde. "Exigen una serie de requisitos que no dependen ni del Gobierno, ni de nosotros, sino directamente de los bancos", añadió Gallardón sin aportar más detalles de la negociación.

Si la operación saliese adelante en las condiciones que planteó el alcalde, el Ayuntamiento cambiaría el modelo de financiación que asumió cuando hace cinco años se embarcó en la remodelación de la M-30. Esta forma de financiación, habitual en las Administraciones públicas para costear sus infraestructuras, obliga a Madrid Calle 30 a mantener unos fondos de reserva que avalen el pago de su deuda -2.300 millones- ante los bancos. El dinero de estos fondos lo insufla cada mes el Ayuntamiento que, una vez asuma la titularidad de la deuda, podría dejar de hacerlo, avalando con patrimonio municipal. El mantenimiento de estos fondos, una de las condiciones de Economía, es uno de los puntos del desencuentro. "La reserva ha sido objeto de negociación y, aunque el Ministerio no comparte la misma posición, se han ido acercando posturas", dice un portavoz de Economía. "La petición de subrogación se remonta a finales de septiembre. Aún estamos negociando y prueba de ello es que hoy mismo [por ayer] hemos recibido una carta con las alegaciones del Ayuntamiento", añaden.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de diciembre de 2010