Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los suizos aprueban en referéndum la expulsión de extranjeros criminales

Un 54% respalda la deportación automática de condenados por delitos graves

La población suiza aprobó ayer en referéndum, con un 54% de respaldo, la expulsión automática de los extranjeros condenados por delitos graves. La iniciativa había sido propuesta por el partido de derecha nacionalista SVP-UDC, o Partido Popular de Suiza. La decisión fue adoptada por 20 de los 26 cantones que conforman la Confederación Helvética.

Entre los crímenes castigados con la deportación inmediata se cuentan el asesinato, la violación y el fraude a la seguridad social. La lista completa será definida en detalle en un futuro cercano.

La propuesta del Partido Popular de Suiza se vio enfrentada a una "contrapropuesta" presentada por socialistas y partidos de centro derecha. Esta versión alternativa proponía castigar con la deportación solo a los autores de crímenes de extrema gravedad, dependiendo de su grado de integración social y arraigo. Cabe destacar que, en la actualidad, la decisión de expulsar a extranjeros convictos se realiza a partir del análisis individual de cada caso, y las deportaciones anuales se acercan a las 800. No obstante, cada cantón aplica la ley de manera diferente, lo que, según reconoce el Gobierno, da lugar a "inconsistencias".

La iniciativa tuvo más apoyo en los cantones alemanes que en los franceses

La iniciativa aprobada plantea complejidades de orden jurídico, que harán el cumplimiento de esta nueva ley muy difícil. Tanto la Constitución Helvética como una serie de acuerdos internacionales firmados por Suiza ofrecen ciertas garantías jurídicas que esta ley podría poner en tela de juicio. Esta situación podría afectar nuevamente a la imagen de Suiza en el extranjero y crear problemas suplementarios en su ya compleja relación con la UE.

Al conocerse los resultados de la votación popular, el embajador de la UE acreditado en Berna. Michael Reiterer, comentó: "Hay que esperar a ver cómo Suiza aplica estas nuevas leyes y en qué medida pueden conciliarse con los vigentes tratados bilaterales". La Consejera Federal (ministra) de Justicia y Policía, Simonetta Sommaruga, afirmó que el Ejecutivo tomará las medidas necesarias para "aplicar la voluntad del pueblo suizo sin más tardanza. El Gobierno respeta el mandato popular".

Los extranjeros suponen el 22% en una población de 7,7 millones de habitantes, pero conforman el grueso de las estadísticas criminales, en asesinatos y robos. Varios dirigentes políticos han intentado contrarrestar el efecto de estos datos recordando que "los extranjeros realizan también un enorme aporte a la sociedad suiza". Pero los analistas coinciden en que la votación refleja "un creciente sentimiento de inseguridad en la población".

El referéndum mostró una vez más el abismo que separa el mundo de habla francesa de la Suiza alemana. Mientras que todos los cantones franceses, menos uno, votaron en contra de la propuesta de expulsión, los alemanes apoyaron masivamente la propuesta del UDC-SVP.

Esta iniciativa aprobada representa la sexta victoria consecutiva para la UDC-SVP, formación política que se hizo célebre en 2009 al conseguir la aprobación de la ley federal que prohíbe la construcción de minaretes en las mezquitas de Suiza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de noviembre de 2010