Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATALÁN ERRANTE | SANTA COLOMA DE GRAMENET | ELECCIONES CATALANAS | Faltan 4 días

Más que corrupción, egoísmo

Llevan 20 años trabajando en el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet. Dicen ser las empleadas más veteranas de este Consistorio salpicado por presunta corrupción urbanística. Antonia y Patricia, agradables asistentas de la limpieza que pisan a diario los despachos de la sede municipal, salieron anoche a fumarse un cigarrillo tranquilamente a las puertas del edificio. No pudieron: tropezaron con el catalán errante, que insistió en interrogarles sobre qué tipo de compañeros fueron los políticos bajo sospecha. Obtuvo una respuesta genérica: "Lo que ves trabajando aquí es que lo único que quieren todos es coger un puesto mejor. Solo les interesa llegar más alto para ganar más y tener más poder, y ya está". Quizá algunos sean corruptos, la mayoría quizá no lo sean, relativizaron. Lo que enoja a Antonia y Patricia es una actitud que consideran más extendida: el egoísmo. "Con los años nos hemos dado cuenta de que se salvan muy pocos. Solo miran por ellos", añadieron.

El relato de estas veteranas del mundillo de la política municipal es decepcionante. "Al final te enteras de algunos secretos, lo hemos vivido todo: los años de vacas gordas, la crisis...", dicen. ¿Han aprendido algo tras compartir dos décadas de vida laboral con políticos? "A pasar de la política. Aquí somos cuatro mujeres que limpiamos el Ayuntamiento y ninguna irá a votar. Imagínate", añaden. "Pero no es necesario trabajar aquí para darse cuenta. Pregunta, pregunta a la gente". Preguntamos.

La plaza que preside el edificio municipal de Santa Coloma era anoche un páramo de electores descorazonados. Algunos dijeron que se mantendrán fieles a su cita con las urnas, muchos votarán un partido distinto por primera vez en su vida. Otros, como Pere, de 85 años, se deslenguaban promoviendo la abstención. "He vivido todas las elecciones, pero ya no me engañan más. Os digo que son todos unos falsos". Es una opinión extendida: este errante desayunó ayer con Carmen de Mairena, artista y candidata a diputada a la Generalitat. Resumió que ha decidido lanzarse a la política por un motivo: "Los demás candidatos mienten", dijo.

La misma conclusión de Antonia y Patricia, algo arrepentidas tras el exceso de sinceridad. "Dejemos de criticar al Ayuntamiento", suelta Patricia. "Al final todavía nos despedirán por ser unas bocazas". Solo faltaría eso.

http://blogs.elpais.com/catalan-errante/

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 2010