Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES CATALANAS | Faltan 4 días

El Orfeó Català desautoriza a su presidente por el caso de los pagos a CDC

La mesa electoral de la entidad anula la elección de los vocales del coro

Ni Alfred Hitchcock. La cantidad de golpes de efecto y giros argumentales en el guión del gobierno interino del Palau de la Música Catalana y del proceso electoral a la votación, esta tarde, de la nueva junta de gobierno del Orfeó Català no da tregua. Anoche la actual junta directiva del Orfeó acordó por unanimidad desautorizar a su presidente en funciones, Josep Maria Busquets, por enviar el pasado 12 de noviembre, sin contar con el acuerdo del órgano de gobierno, un escrito al juez del caso del expolio del Palau en el que desmarcaba a la entidad de la petición de la fiscalía y del consorcio del Palau de imputar al tesorero de Convergència Democràtica (CDC), Daniel Osàcar, y al secretario de Inmigración del partido, Àngel Colom.

Este es el segundo revés que sufre Busquets después de que anteayer los patronos de la fundación rechazaran, también por unanimidad, ratificar aquel escrito. Se da la circuntancia de que Busquets se reprobó anoche a sí mismo votando a favor de la desautorización de su persona y anteayer lo hizo al rechazar ratificar su propio escrito enviado al juez.El Orfeó Català celebró ayer una reunión extraordinaria de su junta de gobierno a petición de seis de sus 11 miembros para discutir la decisión del presidente en funciones, Josep Maria Busquets, de no pedir las imputaciones de los dirigentes de CDC como había acordado el consorcio del Palau, rompiendo así la unidad de acción judicial de las tres entidades que conviven en el auditorio modernista. Además de reprobar la actuación del presidente, la junta acordó anoche solicitar al juez "la invalidación del escrito presentado" por Josep Maria Busquets y "la apertura de un nuevo plazo" de presentación de la respuesta pedida a las partes por el magistrado tras la elaboración del informe de la Agencia Tributaria sobre el caso del expolio del Palau.

A mediodía, la mesa electoral del Orfeó caldeó ya el ambiente al anular por unanimidad de sus cuatro miembros la elección de los vocales cantores a la nueva junta de la entidad, celebrada el pasado 16 de noviembre. Algunos de los cantores que votaron no tenían los dos años de antigüedad como asociados que exigen los nuevos estatutos, aprobados el pasado julio.

La mesa electoral, presidida por Antoni Dalmau, ha atendido así los recursos presentados por tres socios, uno de ellos Enric Enrech, candidato a la presidencia del Orfeó Català, que denunciaban la presunta ilegalidad de las elecciones de los vocales cantores. La resolución del organismo insta al coro a que repita a la mayor brevedad la votación cumpliendo los estatutos.

El pasado 16 de noviembre, el coro principal del Orfeó Català eligió en votación interna a Marc Canals, Fabián Conesa, Carlos Gardón y Assumpta Terrès como sus representantes en la nueva junta directiva de la entidad. Los cuatro ya forman parte de la actual junta y se da la circunstancia de que uno, Terrès, es además miembro de la mesa electoral que ha tumbado su propia elección.

Por su parte, el juez que investiga el saqueo del Palau de la Música, Juli Solaz, ha aplazado hasta que hayan declarado de nuevo -el próximo 14 de diciembre- Fèlix Millet y Jordi Montull su decisión sobre si abrirá o no una nueva pieza separada para investigar los pagos a CDC y fijar las imputaciones correspondientes como le han pedido la fiscalía y el consorcio del Palau, informa Efe.

En su auto, el titular del Juzgado número 30 de Barcelona deniega la petición de imputar a la ex directora general de la fundación del Palau Rosa Garicano como habían pedido la fundación del Palau y el Orfeó Català a través de su presidente interino en funciones.

El magistrado considera de que momento no hay "indicios mínimamente sólidos" de su participación en el expolio. Solaz cree improcedente la imputación de Garicano, "ante tan nulo bagaje probatorio con respecto a la misma", y alega que la fundación del Palau no ha detallado cuál es la participación de la ex directora en el desfalco ni aporta indicios o pruebas sobre esa hipotética implicación.

No obstante, el juez que avaló el despido de Rosa Garicano del Palau de la Música consideró acreditado en su sentencia que la ex directora general estaba al corriente del saqueo y, concretamente, conocía el desvío de dos millones de euros de los patrocinios de Ferrovial al Orfeó Català, entidad que no estaba auditada y de la que presuntamente salieron pagos a CDC .

El juez sí ha acordado imputar a Elisabet Barberà, secretaria personal de Millet durante 35 años, basándose en los indicios de que tuvo pleno conocimiento del expolio y "una intervención directa" en los manejos ilícitos del ex responsable del Palau de la Música.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 2010