Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

¿Es el fin de la negociación en el Sáhara Occidental?

La fase de las negociaciones esta cerrada definitivamente en el Sáhara Occidental, Marruecos se encargó de destruir las conversaciones al desmantelar de forma brutal y sin ningún testigo a miles de civiles saharauis que estaban protestando en el campamento de Agdaym Izik por sus derechos en su propia tierra.

El Frente Polisario ya no tiene nada que hablar ni ofrecer, todo intento de seguir dialogando es una pérdida de tiempo. Marruecos se siente fuerte y bien apoyado a nivel de las Naciones Unidas y tiene la impunidad garantizada por parte de sus aliados, nadie le va a condenar ni a pedir explicaciones, seguirá cometiendo sus crímenes sin testigos.

El Polisario debe tener otra estrategia y en caso de seguir por este camino; los saharauis deben de asumir su propia responsabilidad y defender su tierra y salir en legítima reivindicación de su dignidad, libertad y derecho a existir como pueblo.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí
Más información
70 saharauis ingresan en la Cárcel Negra de El Aaiún

El mundo de hoy tiene muchas maneras de actuar y aplicar los derechos humanos y la legalidad internacional, cuando existe un interés en hacer cumplir estas reglas básicas del orden internacional a un determinado país se imponen si hace falta por la fuerza y con sanciones, pero en el caso del Sáhara Occidental no hay ninguna voluntad real en hacer de la misión de las Naciones Unidas una misión que viene a solucionar este largo conflicto y no a mirar durante 20 años cómo torturan y matan a los saharauis ante sus ojos.

La vía negociadora en el Sáhara Occidental ya no tiene más recorrido, prolongarla es prolongar la agonía del pueblo saharaui.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS