Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Choques en El Aaiún entre manifestantes y antidisturbios

Rabat impide entrar en la ciudad al eurodiputado de IU Willy Meyer

Adolescentes saharauis erigieron anoche barricadas y quemaron neumáticos en el centro de El Aaiún, la capital del Sáhara, después de que las fuerzas de seguridad marroquíes impidieran el acceso al campamento de protesta de Agdaym Izik, donde 20.000 personas permanecen acampadas desde hace un mes.

Las fuerzas antidisturbios marroquíes cargaron contra los manifestantes y desmantelaron las barricadas, pero lo hicieron con mucha menos contundencia que en otras ocasiones. El comité organizador del campamento informó a la agencia Europa Press de que dos saharauis resultaron heridos, uno de ellos grave, y que están en el hospital.

La actitud contenida de la policía tiene su base en la reanudación -hoy en Nueva York, bajo el patrocinio de la ONU- de las negociaciones sobre la antigua colonia española entre Marruecos y el Frente Polisario. La jornada de ayer fue la más tensa desde que se erigieron las primeras jaimas junto a El Aaiún para pedir trabajo y vivienda.

Mientras, la policía marroquí impidió ayer que Willy Meyer, eurodiputado de Izquierda Unida (IU), y tres periodistas españoles bajaran de un avión que aterrizó en El Aaiún procedente de Gran Canaria. Seis policías vestidos de paisano irrumpieron en el aparato y empujaron y golpearon a Meyer y uno de los periodistas. Posteriormente requisaron su documentación.

El comandante del vuelo expulsó a los policías, argumentando que dentro del avión "no tenían ninguna autoridad". Los seis agentes expulsados y una treintena más permanecieron al pie de la escalerilla grabando todo lo que ocurría. Pasada una hora, el aparato volvió a Gran Canaria y el eurodiputado dijo que iba a "exigir responsabilidades" a la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de noviembre de 2010