La pérdida de un informe policial obligó a hacer cambios en la visita del Papa

Rubalcaba garantiza "al cien por cien" la seguridad de Benedicto XVI en Barcelona

La pérdida de un dossier con información confidencial obligó a modificar el dispositivo de seguridad previsto para la visita del Papa a Barcelona. Hace un mes, un agente del Cuerpo Nacional de Policía perdió 11 folios con datos policiales secretos, como el número de cámaras de vigilancia instaladas en el recorrido que hará Benedicto XVI y una relación de los hoteles donde se alojará su séquito. El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, admitió ayer que el extravío de los papeles obligó a variar algunos aspectos del dispositivo.

Rubalcaba subrayó, no obstante, que el incidente no compromete la seguridad del Papa, que está garantizada "al cien por cien". El episodio habría permanecido en la esfera de los mandos policiales de no ser por un vecino de Barcelona que, el martes por la noche, salió a pasear a su perro y halló, pisoteados en el suelo, unos papeles. Tras leerlos, los llevó a una emisora de radio catalana, Rac-1, que ayer los hizo públicos y los entregó a los Mossos d'Esquadra.

Más información

El delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, aseguró que el informe se extravió hace un mes y que el agente informó de forma inmediata a sus superiores. Los teléfonos móviles y los correos electrónicos de los mandos policiales fueron sustituidos. Los responsables del dispositivo "cambiaron todo" lo que podía afectar a la seguridad, aunque no fue necesario tocar "aspectos fundamentales" porque el dossier perdido habla, sobre todo, de "cuestiones logísticas", remachó Rubalcaba. Fuentes policiales confirmaron que esos documentos no son, ni de lejos, los más relevantes o comprometedores del dispositivo.

En uno de los folios se detalla el número de cámaras de seguridad y de inhibidores de frecuencias necesarios para el área de la Sagrada Familia. Otro de los papeles recoge el protocolo que fija cuándo debe entrar en funcionamiento el centro de coordinación operativa, así como el número de agentes y los materiales necesarios. También figuran direcciones IP con el nombre de usuario y la contraseña para acceder (datos que también fueron modificados), un sistema para interceptar y analizar comunicaciones digitales y el nombre de un teniente coronel bajo las palabras Casa Real.

El Cuerpo Nacional de Policía ha abierto un expediente informativo al agente que perdió los documentos para averiguar qué ocurrió y depurar responsabilidades. La consejera de Justicia de la Generalitat, Montserrat Tura, tildó de "negligencia" la pérdida de los documentos policiales, que "no deberían estar en la vía pública de ninguna manera".

Una mujer observa un cartel con la imagen de Benedicto XVI frente a la Sagrada Familia.
Una mujer observa un cartel con la imagen de Benedicto XVI frente a la Sagrada Familia.MARCEL·LÍ SÀENZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 06 de noviembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50