El CIS certifica el hundimiento del PSOE antes del cambio de Gobierno

La huelga general del 29-S amplió la ventaja del PP hasta 7,9 puntos

Los efectos de la huelga general del 29 de septiembre llevaron al PSOE a su peor momento desde 2004, según certifica la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) conocida ayer. El sondeo muestra una ventaja a favor del PP de 7,9 puntos, la máxima desde que gobierna José Luis Rodríguez Zapatero.

El trabajo de campo del sondeo oficial fue realizado entre el 4 y el 14 de octubre, antes de que Zapatero tomara la decisión de dar impulso a su Gobierno y su partido con una reorganización de ambos y, por tanto, no mide sus efectos. Sí refleja la tendencia de deterioro del Gobierno, porque el PSOE baja seis décimas en intención de voto, mientras que el PP sube un punto.

Más información

Al PP se le atribuye una estimación de voto del 42,2%, es decir, por encima del resultado que logró en las generales de 1996, cuando José María Aznar inició su primer mandato, todavía más de dos puntos por debajo del de 2000, el de la mayoría absoluta. Y el PSOE tendría una expectativa de voto del 34,3%, es decir, casi 10 puntos menos que su resultado de 2008.

Los socialistas ya están cerca de su suelo histórico, el 34,16% de las elecciones generales de 2000, cuando se produjo la gran hecatombe que se saldó con la dimisión de Joaquín Almunia.

El vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, reaccionó ayer a estos datos poniendo de manifiesto el momento en el que se realizó el trabajo, justo después de la huelga general que, según dijo, "marca el peor momento desde la perspectiva del Gobierno". El 70% considera que la protesta fue un fracaso de los sindicatos, pese al efecto tan negativo que tuvo en el Gobierno. Y el PP, a través de su coordinador electoral, José Antonio Bermúdez de Castro, recuperó la petición de elecciones generales anticipadas con el argumento del "clamor de cambio que demanda la sociedad española".

El desgaste del Gobierno se manifiesta aún más en el voto directo, es decir, la respuesta espontánea sin "cocina", que baja al 18%, por debajo incluso de lo que mostraba el CIS en 2000, en vísperas de las generales.

La encuesta oficial confirma además la desmovilización del electorado socialista porque un 16,3% asegura que se abstendrá. También suben a costa del PSOE Izquierda Unida, que aumenta en estimación de voto hasta el 6,2%, y UPyD, que es la cuarta fuerza política, con el 4,1%.

Todos los líderes suspenden y el presidente Zapatero prosigue su caída y obtiene su peor nota, (casi le iguala ya Rajoy) superado por Josep Antoni Duran i Lleida (CiU) y por Rosa Díez (UPyD).

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 06 de noviembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50