Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Misoginia, dimisión

El alcalde de Valladolid debe dimitir. No puede ser alcalde de toda la ciudadanía de Valladolid una persona que odia a las mujeres. No ha pedido perdón, porque sus palabras misóginas se repiten una y otra vez, no existe en él arrepentimiento.

Si el alcalde no dimite, lo deberán hacer el señor Herrera, presidente de la autonomía, que se vanagloria de tener la primera Ley de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres y de llevar ante las regiones europeas la igualdad entre mujeres y hombres, si luego permite que esa persona siga ocupando su puesto y además le disculpa, como ha hecho en una emisora de radio. Y deben dimitir, si no piden la dimisión del alcalde, el consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades y la directora general de la Mujer de Castilla y León. Así como, por educación y respeto, pedir la dimisión de su compañero de partido el consejero de Educación y el de Sanidad. Con la legislación actual, la ciudadanía no puede consentir que personas así les gobiernen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de noviembre de 2010