Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:RUTAS URBANAS

Noches de rimas

Librerías, cafés literarios y encuentros de poesía. Ruta por un Madrid oculto, refinado y original al ritmo de los versos

Están por todas partes, aunque usted no los advierta. Puede ser el adusto hombre maduro que viaja al lado en el autobús de línea, la lánguida estudiante sentada en el banco del parque o el rastafari en el antro nocturno: los aficionados a la poesía, los lectores, los poetas, son pocos pero nada cobardes y sí muy fieles e inquietos. En Madrid puede uno seguirles la pista en la miríada de librerías, bares, restaurantes o festivales en los que, aquí y allá, esta guerrilla de los versos se reúne. He aquí algunos de ellos.

Editoriales independientes

Malasaña es uno de los barrios con mayor actividad. Ahí, en el cogollo central, está la librería Arrebato, que se dedica a la venta de libros de segunda mano de todos los géneros, pero que mantiene una cuidada sección de libro nuevo con pequeñas editoriales independientes, mayormente de poesía. Se pueden encontrar cuidados libros artesanales y también objetos poéticos, como por ejemplo la revista La Más Bella, que en un número puede presentarse en forma de caja de Juegos Reunidos y en otro como un delantal lleno de bolsillos con poemas. La librería organiza estos días (hasta hoy) en la Casa de América el Festival Poetas por Km2 (www.poeticofestival.es), dedicado a lo más avanzado (y extravagante): poesía sonora, audiovisual, musicada o performance, y a la relación entre la poesía latinoamericana y española. El 4 y 5 de noviembre se celebra la octava edición de Yuxtaposiciones en el centro cultural La Casa Encendida (www.lacasaencendida.es), en una línea semejante, valiente y arriesgada. La micropoetisa Ajo, directora del festival, es además una de las propietarias de La Realidad, un bar de reciente apertura cuyo lema reza Gin-tonics y micropoesía, nuevo punto de encuentro del moderneo cultural de la ciudad en el que se celebran actos poéticos acompañados de pintxos vascos.

Sin salir de Malasaña, el Bukowski Club es un garito rojo, oscuro y humeante, famoso por sus jam session de los miércoles: cualquier mortal puede acercarse a la barra y apuntarse en una lista para subir al atril y recitar. Aquí la parroquia está formada por poetas urbanos y canallas, aunque en las multitudinarias sesiones, regadas con abundante cerveza, se puede escuchar de todo. El Festival InVerso , que se celebra en diciembre, reúne por los bares del barrio a los poetas más malasañeros. Y si uno quiere aprender a escribir, sin salirse de la zona encontramos el Laboratorio de Creación La Piscifactoría y el Hotel Kafka, en cuyos saraos literarios se reúnen gentes del mundillo.

Uno de esos bares es Los Diablos Azules, un café literario cercano a la glorieta de Bilbao, de ambiente azulado y de madera, en el que una placa recuerda el sitio que ocupaba el poeta Ángel González cuando frecuentaba el bar en compañía de otros literatos como Almudena Grandes o Benjamín Prado. Se hacen lecturas habitualmente y algunos poetas dejan allí fotocopias de sus obras para darse a conocer entre la parroquia. Un poco más al norte está el librebar Entrelíneas, que no es ni una librería ni un bar al uso, sino una mezcla de ambos. Con aspecto de bodega, además de escuchar poesía y hojear libros de los autores emergentes y underground, se puede tomar unas curiosas tostas con nombre de literatos e ingredientes inspirados en ellos, con mayor o menor fortuna. Ahí van dos ejemplos: Manuel Vázquez Montalbán (jamón del país con tomate natural), William Shakespeare (beicon ahumado con queso fundido). Poesía culinaria.

En el 8

Saltando al aledaño barrio de Chueca encontramos uno de los locales con más solera de Madrid, el Libertad 8, en el que los versos y la música se dan la mano. Su pequeño escenario ha servido de trampolín para poetas y cantautores como Jorge Drexler, Pedro Guerra o Javier Álvarez, que se dieron a conocer bajo la luz amarilla, entre la madera oscura, de este café con aspecto de refugio frecuentado por bufandas, gabanes y letraheridos.

Tertulias y cine

El barrio de Lavapiés es otro de los focos de la movida poética. Aunque no se dedica exclusivamente al género, la librería La Fugitiva (por el título de una novela de Proust), en la decadente calle de Santa Isabel, es un buen lugar para perderse en el fondo de un té humeante al atardecer. Sentado en una de sus cinco mesas y rodeado de una exquisita selección de literatura contemporánea, uno puede observar a través del ventanal las idas y venidas de la bohemia lavapiesera y de la cinefilia que se dirige a la Filmoteca Nacional (situada en el modernista y encantador cine Doré) a saciar su hambre de celuloide. Bajando por una de las empinadas calles del barrio, como de pueblo pesquero, encontramos el restaurante Oeste Celeste, donde se celebran con asiduidad actos poéticos. Es un espacio blanco y diáfano en el que se puede disfrutar de comida étnica y creativa sentado en un puf, o incluso zanganear en una hamaca. Los llamados "martes de conciencia" hay tertulias y charlas sobre temas sociales y espirituales. En calles cercanas está el bar Badulake o la Asociación Cultural Pipo, donde también hay actividades habitualmente.

Dos clásicos

Madrid bulle de poetas; sin embargo, cuesta encontrar librerías dedicadas al género. Da la impresión de que hay más escritores de poesía que lectores. Es obligado mencionar las librerías de dos de las más grandes editoriales de poesía. En la librería Visor, aparte de todo tipo de libros de bolsillo (universitarios, filológicos...), podemos encontrar la colección completa de la editorial Visor con sus inconfundibles tapas negras. Y, con sus inconfundibles tapas de colores pastel, encontramos, en la librería Hiperión, los más de 600 volúmenes de la editorial homónima.

El escondido Madrid poético: basta con seguir el rastro de las metáforas y los perros felices.

Guía

Las direcciones

» Arrebato Libros

(www.arrebatolibros.com). La Palma, 21.

» Bukowski Club. San Vicente Ferrer, 25.

» Los Diablos Azules. Apodaca, 6.

» Entrelíneas Librebar. Gonzalo de Córdoba, 3.

» Café Libertad 8 (www.libertad8cafe.es). Libertad, 8.

» Librería café La Fugitiva. Santa Isabel, 7.

» Oeste Celeste (www.myspace.com/oesteceleste). Buenavista, 18.

» El Badulake. Salitre, 30.

» A. C. Pipo. Travesía de la Primavera, 3.

» La Piscifactoría Laboratorio de Creación (www.lapiscifactoria.com). Manuela Malasaña 11.

» La Realidad. Corredera Baja de San Pablo, 51.

» Hotel Kafka. Hortaleza, 104.

» Librería Visor (www.visor-libros.com).

Isaac Peral, 18.

» Librería Hiperión

(www.hiperion.com). Salustiano Olózaga, 14.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2010

Más información