Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Mosaico del fotoperiodismo

- Periscopio suma 12 muestras y más de 700 imágenes de reporteros - La retrospectiva dedicada a César Lucas centra el festival vitoriano

Un total de 12 exposiciones de fotografía en otros tantos espacios de Vitoria reúnen más de 700 imágenes que, en conjunto, conforman una gran muestra de fotoperiodismo. Es el proyecto Periscopio que a partir de hoy se abre al público para mostrar un mosaico de la visión de mundo que han plasmado los reporteros gráficos. "Periscopio es un muestrario de fotoperiodismo", explica su director, el periodista Paco Valderrama. "Es el resultado de ensamblar el trabajo de los más jóvenes y los temas y puntos de vista más novedosos con las fotografías de los maestros del fotoperiodismo".

La retrospectiva dedicada a la obra de César Lucas (Cantiveros, Ávila 1941) supone el plato fuerte del programa (Sala Fundación Caja Vital. Hasta el 9 de diciembre). El oficio de mirar recoge 120 fotografías realizadas a lo largo de cinco décadas de profesión en las que retrató la mediocridad de la vida en el franquismo y la efervescencia de la Transición, y a personajes de la cultura y estrellas del cine. Lucas fue redactor gráfico del diario Pueblo, director de fotografía del Grupo Zeta y fundador de la agencia Cosmo Press, y publicó su trabajo en EL PAÍS, París Match, Le Figaro, Time, Life o People, entre otros medios.

La programación se acerca a los jóvenes premiados con la beca Ian Parry

'Sombras urbanas' refleja los problemas que sufren las grandes ciudades

Si con Lucas Periscopio propone una mirada al fotoperiodismo de largo recorrido, con los autores que han disfrutado de las becas Ian Parry, creadas en el Reino Unido en memoria de un reportero muerto en accidente en 1989, revisa el trabajo de los más jóvenes en el Centro Cultural Montehermoso. El ganador este año ha sido el alicantino Sebastián Liste por Urban Quilombo, un reportaje sobre la vida de los sin techo en Brasil.

Valderrama destaca que entre las 12 exposiciones de Periscopio -un nombre que sugiere su intención de mirar más allá, precisa- hay espacio para el fotoperiodismo más reconocido, como la exposición del World Press Photo 2010, con imágenes de 62 reporteros de una veintena de países, algunas con un contenido tan duro que es necesario advertir a los visitantes de que pueden herir su sensibilidad (Espacio Ciudad).

El mosaico que quiere formar Periscopio también se detiene en las caras novedosas del fotoperiodismo. "No se trata solo de presentar autores, sino de reunir una visión global de la renovación de contenidos y temáticas", apunta su responsable. En este campo, el programa ha producido el proyecto del mexicano Carlos Cazalis Sombras urbanas, en que ha fotografiado las consecuencias de las grandes migraciones, la pobreza y los desastres medioambientales en las ciudades de más de 20 millones de habitantes (calle Sancho el Sabio).

Esta quinta edición se celebra en un ambiente pesimista ante el futuro del fotoperiodismo. "La realidad muestra que se cierran revistas, se anulan reportajes y la vida de los reporteros es más difícil", lamenta Valderrama. "Hay que resistir porque siguen apareciendo reportajes sensacionales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de octubre de 2010