Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La calidad del aire a golpe de ratón

La web municipal incorpora un medidor de contaminación en tiempo real

Echar un vistazo al iPhone o conectar el ordenador y saber, en tiempo real, cómo le está afectando a sus pulmones el aire que aspira en cualquier punto de la capital. Es decir, "absoluta transparencia" en la información sobre la contaminación atmosférica en el municipio. Ese es el objetivo que ayer aseguraron perseguir el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y la concejal de Medio Ambiente, Ana Botella, con la presentación de una nueva web que ofrece a los ciudadanos acceso a los datos que recogen cada una de las 24 estaciones de medición de la contaminación del aire que hay en Madrid. Una iniciativa que, a ojos de la oposición municipal, es una "operación de marketing engañosa", y que tampoco convence a los ecologistas.

La oposición tilda la nueva página de "engañosa operación de 'marketing"

"La iniciativa debería contemplar acciones concretas de control", dice Lucas

El nuevo servicio del Consistorio (www.mambiente.munimadrid.es) muestra los índices de monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, benceno, ozono y las partículas en suspensión que contiene el aire capitalino. El sistema mejora la web municipal que, hasta el momento, ofrecía estos datos de un modo demasiado engorroso, permite acceder a esta información a través del iPhone y da la opción de suscribirse a un sistema de mensajería móvil que avisará a los usuarios cuando se superen los umbrales de alerta en el lugar sobre el que están interesados.

Además, este servicio contiene una guía con consejos "sencillos y útiles" sobre hábitos que los madrileños pueden adquirir para colaborar en la conservación del medio ambiente. Así como explica el origen y los efectos de los contaminantes más habituales en nuestras ciudades. "Se trata de una herramienta pensada para proteger la salud de los ciudadanos ante eventuales episodios de alta contaminación", aseguró el regidor. "La transparencia forma parte de nuestro compromiso", añadía.

Pero este nuevo compromiso municipal no les parece demasiado fiable ni a ecologistas ni a oposición. Juan García, miembro de la Comisión de Urbanismo, Transporte y Contaminación de la ONG Ecologistas en Acción, no duda de que el equipo técnico del Ayuntamiento pretenda ser transparente, pero advierte que no deberían comparar los datos que obtengan con cifras de anteriores años, ya que "los medidores nuevos que instaló el Consistorio están colocados en lugares que logran que los índices de contaminación sean menores". Aunque reconoce que su disposición no infringe la normativa europea.

Tampoco ha convencido la idea a la oposición municipal. El grupo socialista lo considera una "operación de marketing" más que un instrumento válido para el ciudadano. "Si no, la iniciativa debería venir acompañada de acciones concretas de control de la contaminación atmosférica y acústica", dijo el portavoz socialista, David Lucas. En el mismo sentido se expresó IU, que tilda de "engañosa" la iniciativa.

Tanto el alcalde como Ana Botella defienden que los niveles actuales de polución en la capital, causados principalmente por el tráfico rodado (que ha aumentado el 30% en los últimos 10 años y es el causante del 75% de las emisiones de óxido de nitrógeno y partículas en suspensión en el aire), son similares o inferiores a los de otras grandes ciudades. Además, destacan que la ciudad ha reducido las emisiones de CO2 hasta las 4,6 toneladas por habitante, cuando la media española en ciudades de más de 150.000 habitantes es de 5,5 toneladas por persona, y presumen de que esta rebaja no haya afectado al desarrollo económico de la ciudad.

Al respecto, la portavoz de IU de Medio Ambiente, Raquel López, recuerda que la concejal de Medio Ambiente pidió en mayo una moratoria a la UE "porque no se iban a cumplir para 2011 los estándares que exige la Unión Europea", según afirma. "El problema es que hay contaminación, no si podemos verla por la pantalla del ordenador", expresó el portavoz de su grupo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de octubre de 2010