Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más asesinatos machistas que en todo 2009

Dos muertas en Alicante y Getafe elevan a 56 las víctimas - Los agresores se suicidan

Cincuenta y seis mujeres en 41 semanas de 2010 han perdido la vida a manos de sus parejas o ex parejas. Una cifra negra que tras los dos sucesos ocurridos entre el miércoles y ayer, ya supera -y estamos en octubre- a la de fallecidas por esta lacra en todo el año pasado. Los logros de 2009, el año con menos víctimas desde que se empezaron a contabilizar los crímenes (2003), han quedado olvidados. El primero de los asesinatos sucedió la noche del miércoles en Benejúzar (sur de Alicante), donde un hombre acabó con la vida de su esposa, de 49 años, descerrajándole varios disparos con una pistola en la casa familiar. El agresor había amenazado días antes a su esposa, aunque esta, según fuentes policiales, no le denunció.

Solo 13 de las fallecidas habían denunciado a su maltratador

El hombre, que según los investigadores tenía antecedentes penales, se quitó la vida con la misma arma con la que asesinó a su esposa. Los cuerpos de ambos fueron hallados en la casa por una de las hijas del matrimonio.La pareja, que deja cinco hijos, se dedicaba a la venta ambulante. También se quitó la vida en Getafe el compañero sentimental de la segunda víctima. La mujer fue encontrada sin vida y con varias puñaladas en el domicilio familiar. Sobre ella yacía el cuerpo de su esposo.

Los expertos no se ponen de acuerdo en el porqué del incremento de los crímenes machistas:desde un posible efecto imitación o paso a la acción a un descenso en las denuncias. Miguel Lorente, delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, da una de las claves: "Este año, los perfiles de víctima y agresor nos presentan a personas de mayor edad, hay más casos no denunciados y muchos de los homicidios se produjeron durante la convivencia". Un análisis que refleja, según Lorente, que son las mujeres que viven durante años en una situación de maltrato las que lo tienen aún más difícil para salir. "Tienen una gran dependencia del agresor", indica la presidenta del Observatorio de Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial, Inmaculada Montalbán.

De las 56 fallecidas este año, solo 13 habían denunciado a su agresor. "Si no somos conscientes de que están sufriendo violencia, el sistema de protección no puede actuar", recordó ayer la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, que animó al entorno de las víctimas a denunciar. Pero no solo. En los casos de las mujeres de más edad -que muchas veces tienen una percepción errónea del riesgo- son los mecanismos de detección precoz lo más útil. Como el que llevan a cabo los trabajadores sociales o el propio médico de cabecera. Estos servicios, sin embargo, necesitan un refuerzo. También lo precisan las urgencias. Solo un 19% de los hospitales cuenta con un protocolo propio de actuación ante casos de maltrato, según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2010