Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google estudia crear un IPC propio diario con datos de comercio 'online'

Eurostat prepara fórmulas para incorporar los precios en la Red a sus índices

Google está dispuesto a ser algo más que una empresa de Internet. El gigante de la Red tiene en marcha un proyecto para elaborar su propio índice de precios al consumo con datos sacados de su base de datos de compras online. El IPG (índice de precios de Google) sería diario, corrigiendo así el desfase temporal de los IPC oficiales que se publican mensualmente.

El proyecto ha sido desvelado por el economista jefe de Google, Hal Varian, en una conferencia en la Asociación Nacional de Economistas de Negocios, celebrada en Denver (Colorado), según reveló ayer el diario Financial Times.

Varian reconoció que el IPG no sería un sustituto completo del IPC, debido a que la gama de productos que se suelen vender en la web es muy diferente de la cesta de la economía en general, con la que se elabora el IPC, mediante la visita de funcionarios de Estadística a los comercios.

Según el índice del buscador, EE UU se enfrenta a un proceso de deflación

El INE solo incorpora los precios electrónicos de hoteles y aviones

Así, el capítulo de vivienda representa alrededor del 40% del IPC de Estados Unidos, por ejemplo, pero solo el 18% de la del IPG. El índice de Google muestra una "correlación bastante buena" con el IPC de artículos electrónicos tales como cámaras y relojes que se venden a menudo en Internet, pero no tanto para otros, tales como piezas de automóviles, según el directivo.

Una de las revelaciones del IPG es que muestra una "clara tendencia deflacionaria" en Estados Unidos desde la pasada Navidad, lo que sin duda no es una buena noticia para la Reserva Federal. El núcleo duro del IPC en EE UU, que excluye alimentos y energía (inflación subyacente), subió un 0,9% en un año en agosto.

"Es una imagen muy diferente si vas a Reino Unido donde se ve una ligera tendencia inflacionaria", dijo Varian, que atribuyó el aumento en el IPG de Reino Unido a la debilidad de la libra esterlina.

La idea de elaborar este índice surgió de una experiencia personal del economista jefe de Google. "Una tragedia golpeó nuestra casa hace unos meses porque mi molinillo favorito se rompió y busqué en Google una lista de precios para reemplazarlo".

Google puede ampliar su campo de previsiones a otros datos macroeconómicos mediante el uso de registros en tiempo real. Por ejemplo, las búsquedas de seguro de desempleo pueden ser una buena herramienta para predecir demandas reales de empleo, o la tasa de desempleo.

En España, los datos de comercio electrónico apenas se tienen en cuenta para elaborar el IPC mensual porque su peso es aún muy bajo respecto al total de transacciones. El Instituto Nacional de Estadística sí computa a este respecto la venta de billetes de avión online y de reservas de hotel, según fuentes del INE. Además, aunque la mayor parte de la información se recoge por la visita personal de agentes del INE, algunos datos se buscan por Internet, correos electrónicos y catálogos, por ejemplo, televisores y lavadoras.

La metodología puede cambiar próximamente debido a la creciente importancia del comercio electrónico. Eurostat, la agencia europea de estadística, prepara un proyecto para incluir las transacciones en Internet en los índices de precios convencionales que elabora.

El IPG no es el único proyecto de Google. El gigante de Internet ha acordado la compra de un 37,5% de las acciones de un proyecto de un parque eólico que se extenderá a lo largo de la costa atlántica de EE UU, con un coste total de 5.000 millones de dólares (3.625 millones de euros).

La ambiciosa red, llamada Conexión Eólica del Atlántico (AWC, por sus siglas en inglés), se extenderá a lo largo de 563 kilómetros de costa, entre los Estados de Nueva Jersey y Virginia, y será capaz de conectar turbinas que produzcan hasta 6.000 megavatios de potencia, lo que equivale al 60% de la energía eólica que se instaló en todo el país el año pasado y suficiente para abastecer a 1,9 millones de hogares. El director de operaciones comerciales verdes de Google, Rick Needham, definió la inversión como "un buen negocio que es bueno para el medio ambiente al mismo tiempo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de octubre de 2010