Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La lacra del dopaje y los Mundiales de ciclismo

La UCI se inclina por exculpar a Contador

Pat McQuaid asegura al presidente de la federación española que en "8 o 10 días" habrá una solución para el positivo por clembuterol del español

Geelong
Participa en Eskup en el debate sobre el dopaje

Después de hacer público su positivo por clembuterol en el pasado Tour, Alberto Contador se ha embarcado en una batalla "más dura que las cuestas del Tourmalet" para intentar conseguir la exculpación total. "Sé que esto acabará fortaleciéndome", dice, "y sé que en estos momentos se distingue a los campeones de los que no lo son". Tal esfuerzo podría, en realidad, tener éxito porque la Unión Ciclista Internacional (UCI), el organismo que tiene que gestionar el problema del español vía un estudio científico , ya habría tomado la decisión de exculpar al madrileño de Pinto de cualquier responsabilidad. Así se lo explicó ayer, en Geelong (Australia), donde se desarrollan los Campeonatos del Mundo de ciclismo, su presidente, Pat McQuaid, a su círculo de confianza. "No habrá caso Contador", les dijo; "en unos días daremos carpetazo al asunto".

Solo tres meses de suspensión y fuera de temporada, posible acuerdo

El mejor ciclista no sería, pues, sancionado por el hallazgo en su orina de una cantidad tan baja de clembuterol (0,05 nanogramos) que, según McQuaid, la propia UCI, de acuerdo con la vigilante Agencia Mundial Antidopaje (AMA), puso en marcha un estudio para analizar el problema e incluso cambiar las normas del Código Mundial Antidopaje, que incluye al clembuterol en la lista de agentes anabólicos y lo considera una sustancia cualitativa, no cuantitativa. Es decir, que su sola presencia en la orina , sin importar en qué cantidad, se considera positivo. Una sanción de tres meses, que Contador cumpliría a finales de noviembre, fuera de temporada, pues aceptó una suspensión provisional el 24 de agosto, sería la fórmula para superar los problemas legales.

A Carlos Castaño, el presidente de la Federación Española de Ciclismo, McQuaid le dijo que "en 8 o 10 días" la UCI habrá tomado una decisión sobre el dossier científico de Contador. Y le confió que solo la filtración de los datos del análisis a la televisión alemana había puesto en peligro la solución pactada al problema. La prensa internacional, espera la AMA, supuesta filtradora del positivo -entre la UCI y la agencia hay tal lucha que usan los casos como arma arrojadiza-, mantendrá encendida la llama de la vigilancia, una inculpación parsimoniosamente fermentada que, una vez enraizada, nada consigue extirpar, y no parará hasta que se castigue al español.

La idea de una solución discreta para un problema que, según el ciclista ganador tres veces del Tour, se inició con una carne de vacuno contaminada, surgió desde el momento en que se conoció el informe del laboratorio de Colonia. Una llamada telefónica del coordinador antidopaje de la UCI, Mario Zorzoli, a Contador y una reunión en Puertollano (Ciudad Real) la última semana de agosto sirvieron para poner en marcha una estrategia que incluía una suspensión provisional y una ruta alejada de los procedimientos habituales de comunicación y gestión.

La posibilidad de una rápida solución a la crisis Contador , que hizo temer a la federación española que debería lidiar con la apertura de un expediente informativo y disciplinario al corredor, no fue la única buena noticia recibida ayer en Australia por el organismo presidido por Castaño, quien también debió asumir la mala imagen que para el ciclismo español , el síntoma de una enfermedad grave, supusieron los añadidos positivos por HES de Ezequiel Mosquera, segundo en la última Vuelta a España, y David García, y la notificación de un problema en el Mundial de Canadá para la campeona de mountain bike Marga Fullana.

En la carrera de los sub 23, ayer, los cuatro componentes del equipo español -Lobato,Landa, Fernández y Herrada- entraron con el grupo principal de 45, un síntoma de buen futuro. El gaditano Lobato terminó noveno en un sprint ganado por el gran favorito, el australiano Michael Matthews.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de octubre de 2010